Licoreros invocan diálogo

0
63

Caracas.- La Federación Venezolana de Licoreros y Afines, Fevelif, se pronunció ayer en rueda de prensa en la que expusieron lo que denominan «Crisis Fatal del Sector licorero», situación que conjuga tres crisis individuales.

En primer término, el aumento a 62 % de los licores, que no dudaron en calificar de confiscatorio; segundo, la implementación del marcaje un precio de venta al público del licor, en el cual los industriales no le están garantizando el 30 % de ganancias a los licoreros a que tienen derecho por ley; y por último, la desaparición del 80 % del suministro de cerveza y malta como consecuencia de la paralización de las plantas de cervecería polar y de la reducción de operaciones de las plantas de cervecería regional.

«Hemos intentado abrir un dialogo con los industriales y su Cámara de industriales del Licor, Civea, y hasta ahora no hemos recibido respuestas. En cambio, siguen llegando precios de licores en los que no nos garantizan el 30 % de ganancia. Exhortamos a Civea y a los industriales a dialogar; sus medidas nos están poniendo al borde de la quiebra, aun mas en un momento en que no tendremos cerveza y malta», expresó Fray Roa, vocero de la federación.

Sobre la crisis de la cerveza, Roa aseguró que el 3 de agosto desaparecerá el 80 % del suministro de cerveza y malta, y eso significa la virtual quiebra del sector licorero, pues la cerveza y la malta, a raíz del encarecimiento en 300 % de los demás licores, pasó a representar 70 % de las ventas de los licoreros.

Tras hacer un balance de todas las gestiones, entre las que destacan la solicitud de una prórroga a la implementación del PVP en licores al Seniat y una solicitud de diálogo al presidente de la República, Roa manifestó que están en juego 400 mil puestos de trabajo directos, y un millón indirectos, además de la supervivencia de un sector que genera empleo entre personas de la comunidad, de los barrios.

Culminó su exposición declarando, en nombre de la Fevelif, una hora cero involuntaria.

«Nos subieron los impuestos, nos encarecieron los productos, nos bajaron las ganancias y nos quitaron la cerveza, lo que de hecho significa el cierre de nuestro sector. Por esto convocamos a todos los licoreros a una asamblea general el miércoles 29 de julio en Caracas.