Líder de Damas de Blanco cubanas no asiste a reunión con subsecretaria de EEUU

0
128

La líder de las opositoras Damas de Blanco cubanas, Berta Soler, no asistió este viernes a una reunión con la jefa de la diplomacia estadounidense para América Latina, Roberta Jacobson, por estimar que había un desbalance en los disidentes invitados, informó la activista a la AFP.

«No participé, mi decisión se debe a que no hubo balance en los participantes en cuanto a diversidad de opiniones» sobre la nueva política estadounidense hacia Cuba, anunciada en diciembre, dijo Soler al explicar porqué no aceptó la invitación.

Jacobson, la funcionaria norteamericana de mayor rango en visitar Cuba en 35 años, invitó a desayunar a una decena de activistas este viernes, tras participar el jueves en conversaciones con el gobierno cubano para hablar sobre la normalización de relaciones.

Al «desayuno de trabajo», realizado en la residencia del jefe de A Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, asistieron los disidentes Elizardo Sánchez, Héctor Maseda, Miriam Leiva, Martha Beatriz Roque, José Daniel Ferrer, Antonio González-Rodiles y Guillermo Fariñas.

«La reunión fue muy cordial, estamos complacidos con este encuentro. No puedo hablar por toda la sociedad civil cubana, pero estoy satisfecho con la posición diplomática norteamericana y la democracia norteamericana en todo su sentido plural», dijo Elizardo Sánchez, líder de la Comisión Cubana de Derechos Humanos

«Había un equilibrio absoluto, casi mitad por mitad, Rodiles y Fariñas están casi furiosos con respecto a las medidas de Obama y el restablecimiento de relaciones; otros tienen reservas», declaró Sánchez a la AFP.

«Esta cuestión de que si saludamos o no el dialogo con el gobierno norteamericano yo diría que es segundaria, que lo importante es que nos mostremos unidos en la libertad, democracia y respeto a los derechos humanos, son las cuestiones fundamentales de este caso», señaló Ferrer, quien dirige un grupo opositor muy activo en el oriente de la isla.

Soler, quien ha manifestado su rechazo a la nueva política estadounidense hacia la isla porque cree que favorece al gobierno cubano, afirmó que se mantenía en sus «argumentos, respetando las opiniones de los demás».

Señaló que el domingo, en encuentro de una delegación de seis legisladores estadounidenses en La Habana, fueron invitados 12 opositores, 10 de los cuales eran favorables a la nueva política del presidente Barack Obama y al normalización de relaciones entre ambos países.

«Les expliqué a los funcionarios de la SINA (la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana) que me invitaron (al encuentro con Jacobson), que se debía hacer una selección más equilibrada» de los opositores invitados, dijo Soler a la AFP.