Limardo apunta al oro este viernes en la espada por equipos

0
85

Para Rubén Limardo, su segunda medalla de oro en unos Juegos Panamericanos es la recompensa tras dos años en los que el esgrimista venezolano estuvo a maltraer por una lesión en la rodilla.

«Estoy sumamente contento por milagro», dijo a medios internacionales Limardo, quien en Londres 2012 fue el responsable de ganar la segunda medalla olímpica de oro en la historia de Venezuela y primera desde 1968.

Pero sus problemas físicos le apartaron de las competencias durante nueve meses el año pasado. Arrastraba la dolencia en su rodilla derecha desde 2013 y en mayo de 2014 finalmente se tuvo que operar por una lesión en el ligamento cruzado.

La intervención quirúrgica fue hecha en Polonia por el doctor Zbiegniew Kaczan, quien en 2008 se encargó de un procedimiento semejante en la rodilla izquierda.

Desde su regreso, el esgrimista de Ciudad Bolívar fue recuperando posiciones en la clasificación mundial. Se ubicó en el sexto lugar en el escalafón de la Federación Internacional de Esgrima por su desempeño en el reciente Mundial realizado en Moscú, donde llegó hasta los cuartos de final.

«Esta medalla de oro va para todos los que me han apoyado, mis amigos, mi familia», dijo Limardo, quien previamente fue campeón en espada de Río 2007 y cuatro años después obtuvo plata en Guadalajara en la misma especialidad.
«Ahora saldremos a buscar el oro en la prueba de equipos», soltó el guayanés, que este viernes buscará la segunda dorada junto a Silvio Fernández y Francisco Limardo.