Lo asesinan de un tiro en la cabeza en Villa Brasil

0
4834

Vecinos escucharon la detonación en horas de la madrugada, le quitaron sus pertenencias.

Lo que parecía una noche “tranquila entre amistades” se volvió tragedia cuando se corrió la noticia del deceso de Claudio Bevilacqua González, de 47 años.

“Están matando a la gente aquí, los delincuentes hacen de las suyas” fueron las palabras que se escuchaba de algunos de los habitantes del sector Villa Brasil en Puerto Ordaz.

Mientras que otros con miradas de asombro observaban la trágica escena, el cadáver del hombre se hallaba en un callejón dentro de una cuneta de aguas negras, en posición boca arriba y con una herida de bala en la cabeza.

Aparentemente vecinos escucharon una detonación pasada las 12:00 de la madrugada de este viernes, pero fue como las 5:30 de la mañana que uno de los residentes del lugar hizo el hallazgo.

De inmediato notificaron  a las autoridades, funcionarios del Centro de Coordinación Policial Cachamay resguardaron el lugar hasta la llegada de la unidad forense del Cicpc.

Para robarlo

Según lo relatado por unos allegados,  el ciudadano decidió compartir con unas amistades una “noche de tragos”.

Al parecer, cuando se dio cuenta que ya en el reloj era casi las doce se despidió y se disponía a regresar a su casa.

 Pero no se imaginó que en el trayecto seria “blanco fácil” de la inseguridad, cuando transitaba por el callejón fue interceptado por los delincuentes.

Bajo amenazas se dispusieron a quitarle todas sus pertenencias, entre ellas su cartera, un bolso y sus zapatos.

Los homicidas luego de despojarlo procedieron a dispararle, un solo tiro acabo con su vida.

En cuanto vieron a su víctima desplomarse, emprendieron la huida sin dejar ningún rastro.

Enconchados

Una señora entre lagrimas expresó que –supuestamente- los responsables de este trágico hecho son de la misma zona.

Aunque esta información será corroborada por los detectives del Cicpc, quienes colectaron todas las evidencias para iniciar las investigaciones.

Trascendió  que el hoy occiso era padre de familia, tenia 4 hijos y laboraba como gandolero en la empresa Traky.

Piden “seguridad”

Vecinos aprovecharon la oportunidad para “pedir” más patrullaje para el sector, aseguran que todos los días están a merced del hampa.