Lo asesinaron por presunto ajuste de cuentas

0
104

En la mañana de ayer, Wilmer Alfredo Lira Hernández, de 21 años, recibió un tiro a la altura de la cabeza cuando transitaba por el barrio José Félix Ribas, de San Félix.

Según versiones de los allegados y algunos testigos, la víctima se levantó temprano y había salido de su casa por unas diligencias. Cuando transitaba la calle del sector, de camino a su hogar, varios sujetos en una moto lo interceptaron y comenzaron a hablar con él, cuando repentinamente, uno de ellos sacó su arma de fuego y le disparó.

De acuerdo con los testimonios, el asesinato se debió a un ajuste de cuentas, pues no existieron motivos para tal crimen. «Esa muerte fue por ajuste de cuentas. A lo mejor tenía algún problema con alguien y por eso lo mataron. No cargaba ningún objeto de valor como para decir que lo asesinaron para robarlo», expresó un testigo del hecho, quien decidió resguardar su identidad.

La víctima vivía con su familia; no tenía trabajo y se dedicaba a «matar tigritos» con trabajos de albañilería en algunas casas del sector. «Él siempre se rebuscaba con los trabajitos que hace como albañil, aunque quedó desempleado, nunca dejó de percibir dinero. Su familia lo quería mucho, al igual que todos en el barrio», comentaron los afligidos.

UN PERCANCE LE COSTÓ LA VIDA

Con base en las declaraciones de los habitantes del sector José Félix Ribas, hace algunos días la víctima había asistido a una fiesta en el barrio. Destacó que durante la celebración se presentó una discusión entre los organizadores y unas personas que intentaban entrar sin autorización. En medio del meollo, Hernández intentó calmar la situación, sin embargo, uno de los que quería entrar lo golpeó fuertemente en el brazo izquierdo y prometió venganza. Se presume esa discusión originó el asesinato de Hernández.