Localizan cadáver de ingeniero enterrado en fosa de El Llanito

0
985

La pesadilla de esta familia comenzó desde la misma tarde del 29 de diciembre de 2016, cuando la víctima fuese raptada por unos criminales que se disfrazaron de clientes para despojarlo del vehículo y posteriormente aniquilarlo.

Según los dolientes, esa tarde él salió en compañía de su esposa y de su niña que apenas tenía 3 meses de nacida hacia Orinokia Mall, en Alta Vista.

Ella tenía intenciones de ir al banco y comprar algunas cosas que le faltaban para la fiesta de fin de año, por lo que él decidió aprovechar el tiempo para taxiar.

Pegarle un chicle de “taxi” al parabrisas de su vehículo y realizar carreritas en sus tiempos libres se había convertido en una lucrativa alternativa para aumentar sus ingresos, pues lo que ganaba como ingeniero industrial no daba para tanto gasto.

EL RAPTO

Presuntamente, dejó a su mujer en el referido centro comercial y allí mismo en Alta Vista una chica de aproximadamente 25 años le hizo la seña de costumbre para solicitarle el servicio de taxi, estaba embarazada y él no notaría nada irregular.

Pero la mujer en estado fue el señuelo usado por un trío de bandidos que lo abordarían metros más adelante para someterlo y consumar su macabro plan.

Cicpc trabaja en la ubicación del resto de criminales que participó en el homicidio

Se desconoce con exactitud lo que hicieron con Denny José Ramírez Moreno, de 38 años, durante esa tarde, al parecer lo ruletearon y luego lo llevaron –a punta de pistola- hasta un escondite en El Llanito.

Cuando llegó la hora de regresar a casa, la esposa del hoy occiso llamó insistentemente a su marido pero no le atendía, hasta que uno de los criminales contestó la llamada y fue puntual: “Mire mujer, váyase para su casa como pueda porque nosotros vamos hacer un beta con el tuyo”.

La fémina supo que no se trataba de una broma, avisó a sus familiares más cercanos y se fueron hasta la policía a denunciar la presunta desaparición forzosa de su pareja. Como siempre, las autoridades no le pararon y la obligaron a esperar 72 horas para oficializar el rapto. Pero su desesperación no tenía espera.

Días más tarde comenzó la búsqueda por todo rincón de la ciudad que se les ocurriera, algunas veces los dolientes iban solos y en otras oportunidades con custodia policial.

ACTUACIÓN CICPC

Comisiones conjuntas del Cicpc iniciaron un arduo trabajo de investigación para dar con la ubicación de la víctima y de los criminales, pero fue hasta la tarde de este domingo que la zozobra de esta familia cesó.

En una zona boscosa, adentro de un hueco de 1 metro de profundidad aproximadamente, los comisionados hallaron el cuerpo de Denny en estado avanzado de descomposición. Ellos presumen que la misma noche que fue raptado, lo asesinaron.

A pocos metros del matorral donde ocultaron el cadáver, apareció el Hyundai Elantra, matrícula FAI73R, que era propiedad de Denny. Estaba totalmente desvalijado y quemado.

Hasta ahora no se pudo determinar si el hoy occiso evidenció rastros de tiros o puñaladas, pero presumen que fue torturado y degollado.

DETENIDOS

El trabajo de los sabuesos permitió la captura rápida de los asesinos y fueron identificados como Oswaldo Jesús Moreno Rivas, de 23 años; un adolescente de 16 años y una jovencita de 14. Además se conoció que hay orden de captura contra otro sujeto de apellidos Lepaje Cornieles.