Los anuncios no permiten optimismo

0
94

El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, afirmó que los anuncios del Banco Central de Venezuela sobre el nuevo sistema cambiario no permiten «ser especialmente optimista con los cambios».

«Mantener la mayor parte de la asignaciones de divisas en un tipo de cambio absolutamente absurdo de 6,30 B/$ es claramente inadecuado».

«Cuando vas a comenzar un mercado flotante lo usual es apostar a tasas altas que tienden a bajar. Nunca a tasas bajas que vas a tener que subir», agregó León a través de su cuenta en Twitter.
Asimismo señaló que los 12 bolívares por dólar es una tasa «absurdamente baja y la demanda de divisas no se contraerá en crisis sino exactamente lo contrario».

Sobre el cupo para viajeros indicó que «mantener el Sicad para viajeros e internet hiperestimulará el raspacupo en el medio de una crisis de divisas y sin vuelos fluidos».

Sobre el Sistema Marginal de Divisas (Simadi), afirmó que «es una buena noticia que comiencen las operaciones de mercado abierto pero hay que esperar su implementación para entender su real dimensión (…) La estrategia de mantener tasas de cambio múltiples mantiene los estímulos al arbitraje, la ineficiencia y la corrupción que ya existía», explicó Luis Vicente.

«El gran cambio en los anuncios cambiarios es la apertura del mercado paralelo, que el gobierno llama marginal… y debió ser principal. No hay anuncio (por ahora) de límites en las operaciones del mercado ‘marginal'», señaló.

ESTRATEGIA EQUIVOCADA

En otro orden León aseguró que el Gobierno está usando «una estrategia equivocada que pretende desviar la atención del problema hacia un supuesto manejo inadecuado de los inventarios».

Sostuvo que si se liquidan «compulsivamente todos los inventarios que quedan, sin generar producción ni importaciones, solo se amplifica el problema» y añadió que mientras más recursos «se dediquen al show político y menos a resolver la causa del problema, solo se está reforzando la crisis».