Los deseos en un color para vestir en año nuevo

0
150

Las 12 uvas, salir a la calle con una maleta o una ropa nueva para darle espacio a la abundancia, son algunas de las tradiciones que tienen los venezolanos, a las que se suma la utilización de un color de ropa interior llamativa como el amarillo, en especial el 31 de diciembre, para invocar las nuevas oportunidades en el año nuevo.

Todo combina con el estilo de cada persona. Hay mujeres que en vez de utilizar ropa intima prefieren otras prendas como camisas, faldas, vestidos o pastalones. Pero el objetivo sigue siendo el mismo, llamar la espiritualidad y abundancia económica a través del color, manifiesta Karlha Márquez, quien se encontraba realizando las últimas compras para este fin de año.
“Busco algo llamativo, el amarillo no pasa de moda y este 2016 quiero más plata que nunca. Dicen que utilizar ese color para cerrar este ciclo será lo mejor”, acotó.
Ana Cervara es una vendedora en un reconocido centro comercial de Ciudad Guayana y explica que la moda de fin de año no ha tenido muchos cambios. El amarillo está siendo muy buscado, al igual que el negro y el blanco que en los últimos tiempos ha calado en la sociedad como un color importante para iniciar el año con paz y tranquilidad.

Más colores
Los ciudadanos luchan por no dejar desaparecer las tradiciones y los colores tienen muchos significados.
Para Carmen Yelitze, “vestir de amarillo es abundancia y eso es lo que necesitamos. Deberíamos hacer una propaganda y todos los venezolanos utilizar ese color para finalizar este año”.
El amor y el dinero es lo que esperan muchas guayanesas en este año nuevo. Para llamar la espiritualidad del amor a través de la vestimenta, el color ideal es el rojo, símbolo de pasión y romanticismo.
“Hay que meterle el ojo a los precios”, clama Teresa Millán, quien espera para este 2016 encontrar a su “media naranja”, pero asegura que las tonalidades en rojo y amarillo están siendo muy demandadas, pero la inflación es tan grande que con tres sueldos mínimos no pueden costear ni una sola prenda de vestir. LD/CF