“Los empresarios quieren producir, pero les falta divisas”

0
115

El dos de marzo, los diputados que conforman la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en la Asamblea Nacional alzaron su mano derecha y dijeron sí a la aprobación del proyecto de Ley de Activación y Fortalecimiento de la Producción Nacional, idea que nació del parlamentario Julio Borges con el objetivo de “levantar a nuestro país del desasosiego e indolencia en el cual se encuentra sumergido”.

A pesar que fue rechazado por los representantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), las esperanzas de trabajar y generar un cambio de 360 grados no han dejado descansar a los integrantes de la subcomisión, quienes se han mantenido vigentes e impartiendo conocimientos en varias ciudades del país en aras de devolver “esa esperanza” a la población venezolana.

Por esta razón, el auditorio de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), campus Guayana, se preparó para recibir la visita del presidente de la subcomisión de Finanzas de la AN, Omar Barboza, en la primera actividad denominada Consulta Pública, que también contó con la presencia del titular de Fédecámaras Bolívar, Fernando Cepeda, y los diputados de la MUD en el estado Bolívar, José Prat, Américo de Grazia y Freddy Valera.

Durante su intervención, Barboza destacó que el estatuto ha generado interés en los entes financieros del país debido a que actualmente la mayoría de las empresas no cuentan con materia prima para producir, ni muchos con insumos nacionales.

“Mientras el control de cambio se encuentre vigente, hay que dar prioridad a la asignación de divisas para poder establecer reglas claras y concretas”.

DESEAN PRODUCIR

El también exgobernador del Zulia afirmó que el principal temor que enfrentan los inversionistas a la hora de producir es el tema de la seguridad jurídica, porque el Estado de Derecho es vulnerable, actualmente.

“La falta de divisas para importar ha conllevado a que nuestra moneda se vaya devaluando poco a poco”.

Asimismo, explicó que para que haya un reimpulso en el área, el Gobierno nacional debe rescatar tres factores importantes que, según los especialistas, permitirían salir de la crisis económica a corto plazo.

“La falta de reglas claras, de apoyo del Estado y la falta de autoridad jurídica y personal limitan la actividad operativa en Venezuela. Aquí, todavía existen empresarios que aún confían en nuestras tierras y desean producir para consumir más productos venezolanos que importados”.

“LEY DEBE SER MODIFICADA”

En cambio, para el presidente de Fédecámaras Bolívar, Fernando Cepeda, el reciente proyecto de ley debió ser discutido con los gremios empresariales antes de someterlo al hemiciclo, debido a que no quieren que se repita una norma que no sea consultada con los actores principales como ha pasado en épocas anteriores.

“Las normas hay que ponerlas claras en el juego. La ley fue creada desde un punto de vista que favorece al Gobierno nacional porque no se tomaron en cuenta a los trabajadores, y mucho menos a los empresarios. Entonces, si vamos a empezar por ahí, iniciamos mal porque en poco tiempo, lo que ha pasado es que se ha paralizado la producción”.

El experto en finanzas informó que en los últimos tres años, la mayoría de los comerciantes en el ámbito nacional ha tomado la decisión de cerrar sus negocios debido a que el Ejecutivo todavía no ha querido reconocer la inflación el país.

“Cuando el Gobierno reconozca que existe un aumento incesante de precios en los productos, nos dará la razón. Esta problemática ha originado que el sueldo mínimo de un empleado no le permita satisfacer, desarrollar ni cumplir con sus necesidades básicas”.

Cepeda explicó que la organización está de acuerdo con el proyecto de ley para agilizar el aparato económico. Sin embargo, la única manera de aceptarlo es que se realice la reformulación de algunos capítulos.

“Si se realiza una revisión, podemos dar nuestras recomendaciones. Queremos traducir las inquietudes del empresariado guayanés en varias propuestas claras y concretas”.

Objetivos claros

Reactivar la producción nacional estableciendo convenios con el Ejecutivo nacional para la aprobación de dólares, mejorar los ingresos económicos de la ciudadanía, respetar el derecho a la propiedad privada y garantizar materia prima e insumos necesarios para la generación de empleos directos e indirectos, son algunos de los objetivos que tiene claro ejecutar la subcomisión que consulta el proyecto por toda Venezuela.

“Venezuela cuenta con potencialidades y riquezas que no las posee cualquier otro país. Debemos apoyar la producción avícola, industrial y otros rubros con el firme propósito de levantarla”, exclamó Barboza.