Macron y Le Pen realizaron un debate electoral

0
732

 

Banco de Francia indicó que la salida del euro costaría al país entre 30.000 y 60.000 millones de euros anuales.

París.- El candidato socioliberal a las presidenciales francesas, Emmanuel Macron, afirmó horas después del debate en televisión con su rival en la segunda vuelta, la ultraderechista Marine Le Pen, que hay que debatir con el Frente Nacional (FN) “aunque uno se ensucie un poco”.

“Hay que ir al terreno de batalla aunque uno se ensucie un poco”, declaró, en una entrevista a la emisora “France Inter”, Macron, que añadió que cuando se reciben insultos toda la noche “uno no sale engrandecido”.

Insistió en que no fue él el que lanzó las “hostilidades” y que “era importante la deconstrucción” de la oferta política de Le Pen, como también explicar “la coherencia y los límites” de la suya propia.

A su juicio, con esa línea demostró que su proyecto en el terreno económico o de la seguridad “es mucho más poderoso porque puede transformar las cosas y ser más eficaz en términos de reformas”, además de ser “un proyecto de movilidad social”.

A las insinuaciones anoche de la candidata ultraderechista de que tiene una cuenta en las Bahamas, señaló que “nunca he tenido cuentas en ningún paraíso fiscal”.

Es más, dijo que “es lo típico” de Le Pen lanzar ese tipo de “fake news” (“noticias falsas”) que tienen su origen en una estructura “organizada” que la ha propagado en internet desde Rusia.

“Lamento que el debate fuera a esos bajos fondos”, señaló Macron, que al mismo tiempo insistió en que hay que hacer frente a esa actitud que “es un desafío para todas las democracias abiertas” que “tienen debilidades frente a los extremismos” que utilizan “la mentira” en el debate público.

También señaló que anoche una vez más “Marine Le Pen demostró que no le gusta la libertad”, y precisó que por su parte si llega al Elíseo “se protegerá el marco democrático”.

Macron consideró que “el FN se alimenta de la inseguridad de las democracias contemporáneas” y de la incapacidad de los responsables políticos para dar un destino a las clases medias y bajas, por eso el desafío que tiene si sale elegido el próximo domingo es “mantener el país fuerte, y sobre todo mantenerlo unido”.

Y añadió que su intención es “erradicarlo, pero erradicando el enfado que hay detrás”.

El candidato socioliberal reiteró su intención de llevar a cabo una reforma laboral este mismo verano por decreto porque considera que “está madura en el debate” y que además la ha anunciado durante la campaña.

SALIR DEL EURO

La salida del euro que Marine Le Pen quiere para Francia se está convirtiendo en una trampa política para la candidata ultraderechista, teniendo en cuenta el caos financiero y económico que preludian la mayor parte de los expertos si se aplicara en caso de victoria.

“La salida del euro es un problema político para el Frente Nacional” y “un obstáculo” para Le Pen en sus expectativas de cara a la segunda ronda de las presidenciales del domingo, subraya Nicolas Bouzou, el director de la sociedad de análisis económico Asterès.

Bouzou señala que si Le Pen superara a su rival, el socioliberal Emmanuel Macron -algo que no contempla ninguna encuesta-, el proyecto de abandono de la moneda única crearía una tormenta financiera con una salida masiva de capitales que le obligaría a establecer un control susceptible de desembocar en una crisis bancaria.

Para Philippe Dessertine, profesor del Instituto de Administración de Empresas de la Universidad París I, un triunfo de Le Pen, con las dudas que plantea sobre el euro, desencadenaría un terremoto en los mercados apenas unos minutos después de que se conocieran los resultados de la votación el próximo domingo.

PRESAGIOS

Dessertine, presagia que la líder ultraderechista tendría que validar en pocas horas un corralito, a imagen de lo ocurrido en Grecia en 2015 ante la fuga de capitales, que las bolsas el lunes se verían obligadas a cerrar ante el pánico generado, y que los otros Estados del euro tendrían que celebrar una reunión de crisis.

OBAMA APOYA A MACRON

El expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció este jueves que apoya al centrista Emmanuel Macron, a tres días de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Francia en la que enfrentará a la ultraderechista Marine Le Pen.

“Quiero que sepan que apoyo a Emmanuel Macron”, dijo Obama en inglés en un video difundido en la página web del candidato francés. Estas elecciones son de “una importancia capital para el futuro de Francia y los valores que defendemos”, añadió el expresidente demócrata