Malaria disminuyó 16% en Bolívar al cerrar año 2016

Jornadas de desparasitación, educación sanitaria, incremento de puestos diagnósticos fijos e itinerantes – 132 activos actualmente – son otros de los factores que impulsaron el descenso de tal enfermedad

0
494

De acuerdo a datos suministrados por la Dirección de Salud Ambiental del Instituto de Salud Pública (ISP), los casos de malaria en el estado Bolívar disminuyeron 16% desde la semana 26 hasta cerrar el año 2016, lo cual se logró gracias al amplio despliegue de personal, incremento de puestos diagnósticos y entrega de tratamiento.

La directora de Salud Ambiental, Dra. Ángela Martínez, indicó que los principales índices de disminución se reportaron en los municipios Sifontes y Gran Sabana, lo cual califica como un logro importante pues allí se genera la mayor casuística del estado.

“La lucha contra la malaria es un trabajo conjunto entre Ministerio de la Salud, el gobernador Francisco Rangel, la Dra. Doris Cabello como presidenta del ISP, personal de Malariología, comunidades indígenas y mineras; articulados a través de acciones puntuales que se ejecutaron por fases: toma masiva de gota gruesa, tratamiento supervisado, fumigaciones, seguimiento de casos”.

Jornadas de desparasitación, educación sanitaria, incremento de puestos diagnósticos fijos e itinerantes – 132 activos actualmente – son otros de los factores que impulsaron el descenso de tal enfermedad.

Martínez destacó que para el lunes 09 de enero iniciará nuevamente la búsqueda de casos febriles en el estado para hacer diagnósticos tempranos y la respectiva entrega de medicamentos, junto con el acostumbrado control vectorial a través de fumigaciones y abatizaciones.

El equipo estará conformado por microscopistas, visitadores rurales, rociadores, fumigadores, abatizadores, inspectores y malariólogos. “Nuestro objetivo es continuar con el descenso de la morbimortalidad por malaria y adiestrar a todo el personal de salud para que se activen en las pesquisas y detección precoz”.

Esta formación se realizará mediante talleres, cursos, conversatorios a médicos, enfermer@s, trabajadores sociales; e incluso se trabajará conjuntamente con el programa Salud va a la Escuela para reforzar el combate contra el zika, chikungunya, dengue y malaria.

Respecto a la capacitación, uno de los trabajadores de Malariología, Julio López, manifestó que es un gran acierto y avance para motorizar la lucha contra el paludismo; asimismo, destacó la reciente entrega de 378 uniformes: “Quiero agradecer por habernos tomado en cuenta con esta dotación que tanto necesitábamos, nosotros laboramos en lugares intrincados todos los días y requeríamos con urgencia los uniformes por seguridad e identificación”.