Manny Pacquiao derrotó al estadounidense Keith Thurman

0
978

Manny Pacquiao, con 40 años y 272 días de edad, derrotó este sábado al estadounidense Keith Thurman por decisión dividida en el MGM Grand Garden Arena en Las Vegas, donde asistieron 14,356 aficionados.

«Pac-Man» (62-7-2) fue superior desde la campana inicial y aunque Thurman (29-1) se recuperó de una caída en el primer round, fue claro que ganó la gran mayoría de los asaltos.

Pacquiao es ahora el nuevo supercampeón de la división tras quitarle también el invicto a Thurman. Dos jueces vieron ganar al filipino por 115-112 y 115-112, mientras que el tercero le dio la pelea al local por 114-113.

«Me preparé bien para hacer un buen trabajo frente a todos estos aficionados», dijo Pacquiao al bajar del cuadrilátero en entrevista exclusiva con ESPN. «Fue una pelea divertida. Mi oponente es un buen peleador y boxeador. Estuvo fuerte».

Le dio una clase de boxeo

Pacquiao de inmediato puso sus reglas; mostró la clase y experiencia que dan sus enfrentamientos contra 25 campeones mundiales, incluido Thurman, a quien conectó en el primer round con un gancho al hígado seguido de una recta a la mandíbula que mandó al suelo a Thurman.

«Es un gran peleador, es una leyenda», reconoció Thurman, de 30 años. «Me sorprendió tanta velocidad y combinaciones. Entré lento y fuera de ritmo. Pero me ganó bien. Estuvo muy agresivo desde el principio».

«Realmente amo a los fanáticos, gracias por venir a disfrutar de esta pelea. Thurman no es un oponente fácil, es un excelente boxeador. Mi próximo combate posiblemente sea el año que viene», señaló el púgil filipino tras la pela.

En tanto, Thurman señaló que «Pacquiao es un gran boxeador, uno de los mejores. Sé que tiene una gran experiencia, me encantaría que me diera la revancha. Fue una bendición y una lección a la vez. Gracias, Manny».

Pacquiao había derribado a Thurman en el cierre del primer asalto con una izquierda al cuerpo y un gancho de derecha que obligó al referí Kenny Bayless al conteo obligatorio de ocho.

La pelea fue de campana a campana desde el principio. Empero, en el noveno capítulo, Thurman conectó los mejores golpes, acertó 26 golpes efectivos, su total más alto hasta ese punto.

El décimo fue para Pacquiao, quien retomó la ofensiva, recuperó la velocidad y mandó atrás a Thurman con combinaciones que hicieron sufrir al estadounidense. En los dos últimos asaltos, Thurman salió por todo o nada, pero Pacquiao lo contrarrestó con certeros golpes al cuerpo.

Fue la decimoquinta ocasión que Pacquiao, campeón en ocho divisiones diferentes, peleaba en la MGM Arena de la Ciudad del Pecado, sitio de sus más grandes triunfos y reveses. Thurman hacía la cuarta defensa del título.

«Esperemos que Mayweather quiera una pelea más», dijo su entrenador Freddie Roach. «Si no, ya veremos que sigue para Manny. Es un hecho que aún tiene mucho que dar al boxeo». NAD