Manuel Piar: Vida y obra

0
625

DOC 6

CONFORMACIÓN DEL CONSEJO DE GUERRA

El Consejo de Guerra, fue presidido por el Almirante Luis Brión e integrado por: José Antonio Anzoátegui, Pedro León Torres, José Ucroz, José María Carreño, Judas Tadeo Piñango,  Francisco Conde.

El JUEZ FISCAL

General Carlos Soublette.

SECRETARIO.

José Ignacio Pulido,

EL DEFENSOR

Teniente Coronel Fernando Galindo

LOS TESTIGOS

Coroneles Juan Francisco Sánchez, Pedro Hernández; Tenientes Coroneles José Manuel Olivares y Francisco Pildaín,  Alférez José Peralta, Capitán de Navío Antonio Díaz,  Capitán Ramón Machado, Cabos Primeros  Timoteo Díaz y José Claro Sixto.

DOC 7

LA SENTENCIA

El 15 de octubre de 1817, fue acusado y sentenciado por un Consejo de Guerra a ser pasado por las armas al encontrarlo incurso en los delitos de: insubordinación al gobierno y a la suprema autoridad, conspiración contra el orden y la tranquilidad pública,  sedicioso y desertor.

DOC 8

CONFIRMACION DE LA SENTENCIA

El 15 de octubre de 1817 Simón Bolívar confirmó la sentencia sin degradación. Y dispuso que la ejecución se efectuara el día 16, a las cinco de la tarde.El General Manuel Piar fue fusilado en la plaza Mayor de Angostura, a las cinco de la tarde, del miércoles 16 de octubre de 1817.

Doc. 9

ACTA DE EJECUCIÓN DE LA SENTENCIA

En la plaza de Angostura, a 16 de octubre de 1817.- 7°.- Yo, el infrascrito Secretario, doy fé que en virtud de la sentencia de ser pasado por las armas, dada por el Consejo de Guerra, S. E el Gral Manuel Piar, y aprobada por S. E. el Jefe Supremo, se le condujo en buena custodia dicho día a la plaza de esta ciudad, en donde se hallaba el señor general Soublette, Juez Fiscal de este proceso, y habiéndose publicado el bando por el señor Juez Fiscal, según previenen las ordenanzas, puesto el reo de rodillas delante de la bandera y leídosele por mí la sentencia en alta voz, se pasó por las armas a dicho señor General Manuel Piar, en cumplimiento de ella, a las 5 de la tarde del referido día; delante de cuyo cadáver desfilaron en columna las tropas que se hallaban presentes, y llevaron luego a enterrar al cementerio de esta ciudad donde queda enterrado; y para que conste por diligencia lo firmó dicho señor con el presente Secretario. –Carlos Soublette.-Ante mí, J. Ignacio Pulido, Secretario.

Fuente: Memorias del General Florencio O´Leary. Tomo XV.Hildelisa Cabello