Marea Socialista cree necesario un “golpe de timón” revolucionario

0
159

“El 6D, se produjo un “sacudón” electoral, el sacudón que tanto había anunciado el presidente Maduro y que nunca implementó, lo terminó dando el pueblo a través del voto, esto solo fue posible, porque un importante sector del pueblo chavista decidió no darle el voto al Psuv-GPP”, expresaron representantes de Marea Socialista.
Para quienes integran el equipo de Marea Socialista encabezado por dirigentes revolucionarios de trayectoria política y social en la región por más números que se analicen, no hay manera de ocultar que un sector importante del chavismo, aunque no haya votado por la oposición, se evidencia en que en sectores tradicionalmente chavistas como las parroquias de San Félix, en su gran mayoría ganó la derecha, mientras que en las parroquias de Puerto Ordaz, se amplió la brecha a favor de ellos.

Yumelis Viloria aseguró que especial importancia merecen la participación de los trabajadores de las empresas básicas, donde el descontento con las políticas públicas, pero también con la gerencia de las mismas, las molestias en las exigencias y amenazas, con respecto a la búsqueda del 1×10, terminó causando los estragos en los resultados electorales.
“La gran cantidad de votos nulos, en una elección parlamentaria es un dato fundamental a evaluar, pues a primera vista parecen votos contra el sistema, votos conscientes, evidenciando que aun con la polarización impuesta un sector importante decidió no votar por ninguno. En el estado Bolívar esta condición electoral, alcanzó la cifra de 130 mil votos en el Municipio Caroní”, destacó Viloria.
La proscripción a Marea Socialista, no solo evitó que se expresara un sector de votantes descontento con las acciones desprendidas desde el Psuv , sino que favoreció los resultados de la derecha, en nuestra opinión ni la variopinto MUD, ni el Psuv-GPP, han interpretado adecuadamente los resultados del 6D, en el caso de la derecha, los votos que permitieron dar la paliza fueron votos prestados, o votos castigos, lo que lo hace débil pues tienen bases de barro, sin liderazgo propio, sin haberse sudado la victoria, insistió Viloria.