Mariam Habach: la nueva soberana venezolana

0
104

La corona diseñada por George Wittels, con piedras preciosas rubíes y esmeraldas se posó sobre la figura de Mariam Habach Santucci, representante del estado Lara. «Estoy feliz, feliz porque este es uno de los logros más soñados. Esto lo voy a llevar a todo el estado Lara, a San Antonio. Gracias. Gracias, de verdad, voy a llevar a Venezuela muy en alto, con mucho orgullo. Gracias. Son bienvenidos a mi vida. Forman parte de mí», fueron las primeras palabras de la reina. Además agradeció a su familia porque «sin ustedes no hubiese llegado aquí».

Otras cuatro venezolanas conformaron el cuadro final: Miss International, Jéssica Duarte (Miss Trujillo); Miss Tierra, Andrea Rosales (Miss Amazonas); primera finalista, Géssica Fiume (Miss Yaracuy); y la segunda, Elizabeth Coello (Miss Vargas).

Con las bandas especiales se quedaron Distrito Capital, Catherine Oliveira, Miss Fotogénica; Táchira, Fabiana Viloria, Miss Amistad; y Yacacuy, Géssica Fiume, Miss Talento.

El inicio
Mariángel Ruíz y Leonardo Villalobos fueron los primeros animadores en entrar en escena. La dama, regia con su vestimenta, aunque no con su peinado; el caballero, impecable, pese al excesivo protagonismo en su presentación. Saludaron la participación de la actriz Yuvanna Montalvo y de la Miss Tierra 2014, Mayra Alexandra Rodríguez, quienes acompañaron a las aspirantes en el opening efectuado en unos de los estudios de Venevisión.

El cantautor venezolano Benavides preparó la antesala para recibir al primer grupo de chicas en traje de baño con su tema «Vivir Sin Ti». El segundo grupo estuvo apadrinado por la agrupación marabina Caibo que con su sabor tradicional animó el cierre de la presentación al ritmo de «Te llevo en mi corazón».

El folclore venezolano no fue olvidado esta vez: el cantautor Luis Silva y la periodista Ana Alicia Alba ofrecieron un espectáculo criollo en el que no faltó la letra del tema Pajarillo para enaltecer la cultura nacional.

Los jueces
El jurado, esta vez, lo conformaron Alejandro Betancourt, de P&G; el diseñador George Wittels, la modelo Allich Henrich, la cantante Mirla Castellanos, el empresario Raúl Rivas, el diseñador Giovanni Scutaro, la comunicadora social Laura Vieira, la primera Miss International Nina Cicilia, el actor y cantante Daniel Elbitar y el deportista Bob Abreu.

Los primeros en destacar
Continuó el show con el desfile más esperado: sin duda, el de traje de gala. Como acostumbra el Miss Venezuela, el brillo y la elegancia se robaron el protagonismo. La ex Miss Venezuela, María Gabriela Isler, se sumó al grupo de animadores luciendo como toda una reina.

Los diseños venezolanos evidenciaron el talento de los artistas que hicieron sus creaciones para impactar, aunque no todos lo lograron. Tres diseñadores fueron premiados en esta edición; Hugo Espina, Julio Mora y Alejandro Fajardo. Miss Mérida, Ana Cristina Díaz, obtuvo la banda Miss Elegancia.

Las 25 féminas volvieron a salir al escenario. En esta ocasión solo 10 misses lograron quedarse: Amazonas, Vargas, Yaracuy, Trujillo, Distrito Capital, Lara, Sucre, Guárico, Monagas y Zulia.

El momento decisivo
Apareció, radiante, Maite Delgado. Sin ella, el Miss Venezuela no hubiese sido lo que es. La animadora se encargó de la parte más difícil (para las concursantes): ¡las temidas preguntas! Increíble, pero cierto: no hubo equivocaciones, ni metidas de patas, ni respuestas que se convirtiesen en el hazmerreír de la noche. Las clases funcionaron este año.

Después de escucharlas, el jurado calificó las respuestas y escogió solo a cinco. Lara y Trujillo quedaron de la mano. Algunos las tenían en su lista como favoritos, otros daban como ganadora a Amazonas. Lo cierto es que el resultado fue satisfactorio y Venezuela tiene nueva soberana. ¡Nos vemos en el Miss Universo!

¿Quién es la reina?
Llevar consigo la banda de Miss Lara no fue casualidad. Nació en El Tocuyo y este mismo año obtuvo la corona en el concurso Señorita Centroccidental. Tiene 19 años de edad y es estudiante del sexto semestre de Odontología. En su momento, declaró que «la corona del concurso Miss Venezuela significa mucho en mi vida, es mi sueño y no pretendo dejarlo ir, pienso que no es solo un accesorio que va en la cabeza, que te identifica como la mujer más hermosa del país, sino que simboliza la sentada de una mujer integral, ejemplar, llena de aprendizajes, creencias y ganas de querer dejar una marca en la historia de mi país, yo quiero ser esa mujer». Hoy, ella es esa mujer.