Martín Prado definió la victoria de Marlins

0
63

El venezolano Martín Prado quebró el empate con un sencillo en la octava entrada y cuatro lanzadores se combinaron para lanzar pelota de seis hits, con lo que guiaron a los Marlins de Miami a un triunfo 3-2 sobre los Nacionales de Washington.

Los Marlins, al inicio de una estadía de nueve encuentros en casa, hilvanaron su tercer triunfo tras comenzar la campaña con una foja de 3-11.

Con la pizarra empatada a dos, el cubano Adeiny Hechavarría abrió el octavo inning con doblete ante Tanner Roark (0-2) y avanzó a la antesala en sencillo al cuadro de Dee Gordon. Prado siguió con su imparable ante Aaron Barrett.

Prado también realizó un vistoso lance a un rodado en la antesala para robarle al cubano Yunel Escobar un hit en el comienzo de la novena entrada.

GALVIS ANOTÓ LA DEL GANE

Freddie Freeman no pudo controlar un rodado de Ben Revere cerca de la inicial, lo cual permitió que el venezolano Freddy Galvis anotara en la novena entrada para que los Filis de Filadelfia superaran 1-0 a los Bravos de Atlanta.

Galvis abrió el episodio con un sencillo al jardín central, ante Jim Johnson (1-2), avanzó a la intermedia con un toque de sacrificio del venezolano César Hernández y ancló en la antesala gracias a un pasbol.

Revere conectó una roleta por la inicial, y Galvis corrió hacia home. Freeman estaba en condiciones de hacer la jugada en el plato, pero malabareó la esférica.

Fue uno de los cuatro errores cometidos por los Bravos, que han perdido seis duelos en fila y ocho de los últimos 11.

Ken Giles (1-0) resolvió la novena entrada sin aceptar anotación para llevarse el triunfo.
Sandoval duplicó

El venezolano Pablo Sandoval pegó par de imparables y anotó una carrera en la victoria 7-5 de Medias Rojas de Boston sobre Orioles de Baltimore.

David Ortiz fue la estrella patirroja al sonar un cuadrangular en tres viajes al plato, empujó tres carreras y anotó otra.

La victoria fue para Alexi Ogando se alzó con la victoria tras lanzar un tercio de entrada. Mientras, que Brian Matusz cargó con el revés al admitir una carrera sin poder retirar a algún bateador.