Más de 5 mil hectáreas en Uverito han sido devastadas por las llamas

0
158

Aunque la situación ha sido controlada, la condición en que se encuentra gran parte del bosque de pino Caribe es crítica. De hecho, las cifras son “alarmantes” y sobrepasan las áreas consumidas por incendios en el año 2010.

Este jueves en la mañana, el viceministro de Industrias Básicas y presidente de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), Justo Noguera Pietri, custodiado por efectivos castrenses y acompañado por su equipo de trabajo, realizó un recorrido aéreo por las inmediaciones de las áreas afectadas, junto a medios de comunicación, regionales y nacionales.

Los factores que han influido en la devastación de esta reserva del Estado son diversos, pero en el trabajo de investigación que se ha profundizado en las últimas dos semanas, un viejo actor ha contribuido de forma directa en la destrucción del bosque: La mano del hombre.

Es paradójico pero cierto. En medio de una crisis ecológica mundial y tras las terribles secuelas en materia de ambiente que ha dejado el fenómeno de El Niño en Venezuela, con un extenso periodo de verano y sequía, los ejecutores del caso han quedado perplejos al descubrir que gran parte de la quema de está vegetación ha sido provocada por “cazadores furtivos”.

Incluso, el pasado fin de semana en horas de la madrugada, se efectuó la aprehensión de dos hombres y dos mujeres que fueron descubiertos en flagrancia con armamento y equipos especializados para la destrucción de los plantíos y la caza de venados.

ACCIÓN PROACTIVA

Los siniestros forestales que se han propagado en Uverito desde principios de abril, han sido de tal magnitud que hasta cuatro días ha tardado el equipo especializado para controlar las llamas. También fue necesaria la intervención de expertos en la materia de otros estados, para apoyar al equipo de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Protección Civil Monagas y Protección Civil Anzoátegui.

Actualmente, los focos de fuego que han surgido a lo largo y ancho de la reserva, que ocupan áreas de Monagas y Anzoátegui, se encuentran controlados. No obstante, las comisiones se mantienen en la zona por prevención y en una fase de refrescamiento.

La Flecha, Los Hachos, Paso de Marcano, La Belleza y el Kilómetro 70 (vía a El Tigre), son algunos de los sectores que han sufrido incendios a gran escala durante los últimos días.

La data señala que cuando se presentaban dos incendios forestales simultáneos era raro, pero actualmente se han visto situaciones en las que los especialistas han tenido que combatir hasta cinco incendios a la vez, en diferentes frentes.

Una aeronave francesa carga cestas con 2 mil 500 litros de agua aproximadamente, que son tomados de cinco piscinas que tienen acondicionadas y distribuidas en sitios estratégicos del bosque, para luego verterlas en los puntos afectados. El vital líquido es suministrado desde unos pozos que almacenan hasta 240 mil litros.

LLAMADO A LA CONSCIENCIA

Noguera Pietri enfatizó que dejaron de ser reactivos y pasaron a una fase de proactividad, al referirse a la gestión como representante del Ministerio de Industrias Básicas. Además, explicó que en la fase de control, dividieron las 460 mil hectáreas que ocupa la reserva, en 10 áreas para la acción del procedimiento.

“Hay sectores específicos que fueron estudiados y permanecen habilitados con equipos para los cortafuegos, se implementó el uso de maquinaria nueva y además estamos realizando incautaciones de cazadores furtivos y deportivos, que mediante sus estrategias de caza han destruido nuestra fauna y flora. Son unos depredadores”.

Señaló que la situación es compleja en general por las secuelas que viene dejando El Niño. Sin embargo, han venido combatiéndolo de manera eficiente. “Desde el vivero de Coloradito tenemos hombres y mujeres de Maderas del Orinoco que están batallando por el futuro de esta empresa del Estado, que implica directamente el futuro del país”.

Así mismo, explicó que son cuatro los principales factores que han generado esta emergencia ambiental y van desde la colilla de cigarro que bota el conductor al pie de la carretera nacional, las cenizas que quedan de los incendios naturales que pueden expandirse hasta dos kilómetros con el viento, los trabajadores de campo que limpian sus terrenos prendiendo el monte, hasta los cazadores que hoy representan una amenaza para el ecosistema.

Aprovechó para hacer un llamado de consciencia a la población. “No podemos seguir dañando nuestra fauna y quemando nuestros bosques. Es necesario que como venezolanos hagamos una reflexión y veamos cómo estamos destruyendo el futuro de nuestros hijos y nietos. Aquí nos hemos unido dos empresas, Masisa y Maderas del Orinoco (empresas forestales que trabajan en la producción de madera), porque hemos entendido que este bosque es una fuente de oxigeno para nuestra Venezuela”.

PROCEDIMIENTO

Cuatro personas fueron detenidas por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), adscritos al Destacamento 524 del Comando de Zona 52, en el estado Anzoátegui. Fueron sorprendidos la madrugada de este lunes, con armamento y evidencias que los señalan como autores de la quema del bosque.

Presuntamente, en uno de los celulares incautados, hay videos de cómo proceden a la toma furtiva de la zona y degüellan venados. Quedaron a la orden de la fiscalía 12 del Ministerio Público del estado Bolívar y serán presentados ante los tribunales para comparecer por delitos en materia de destrucción del medio ambiente.