Masiseros rechazan cierre ilegal del portón

0
4137

La empresa fabricante de tableros ha dejado claro que tiene como prioridad la seguridad de sus empleados y sus familias, por lo que rechaza las acciones que la pongan en riesgo. Ante estas “arbitrarias” medidas tomadas por algunos líderes sindicales indican que la maderera seguirá produciendo.

El pasado 31 de enero culminó el contrato de servicios de limpieza y mantenimiento que mantenía Masisa Venezuela con la empresa de servicio Sesmca, lo que trajo como consecuencia que 68 trabajadores de esa contratista, en medio de su desacuerdo, iniciaran una protesta en el portón principal de esa industria maderera ubicada en el Complejo Industrial Macapaima.

Desde ese día el paso habitual de los trabajadores directos de la empresa estuvo cerrado en todos los turnos, solo permitiendo el ingreso al personal de contingencia; lo que ha retrasado los procesos en la fábrica.

¿QUÉ SOLICITAN?
La petición por parte de quienes lideran la protesta es una sola: reenganche. Entre tanto, Sintraemas, se unió al reclamo alegando que el personal en cuestión está en el derecho de exigir el reenganche. Niel Mendoza, de este sindicato, señaló que la junta directiva debía “revertir esta situación inmediatamente”.

Aprovechando la oportunidad, los dirigentes sindicales se colocaron en el portón, junto con los 68 trabajadores de Sesmca e hicieron un llamado “a respetar las leyes, los acuerdos y otros”, a la vez que impidieron el ingreso a planta del resto de los trabajadores.

LOS TRABAJADORES DE MASISA
La situación ha generado descontento en los trabajadores de Masisa, ya que no han podido ejecutar las labores acostumbradas ni incorporarse a sus puestos de trabajo porque de seguir así, indican los trabajadores “la empresa no podrá honrar sus compromisos con los mismos empleados”, hecho posible que los mantiene en alerta.

Los integrantes de la fábrica de tableros rechazan la toma de sus instalaciones y exigen a la Gerencia General tomar acciones que “le pongan un parao’ a esta gente” que no ha conseguido otra manera de hacer sus peticiones, reconociendo que, aunque están en su derecho, no es la salida a los problemas.

“¿Qué ganan con parar la planta?” se preguntó una de las personas que permanecía en las afueras de la empresa mientras esperaban para entrar a sus labores, convirtiéndose en eco de sus compañeros quienes también esperaban desde tempranas horas llegar a sus puestos de trabajo. Alrededor de las 11 de la mañana fue cuando, finalmente, pudieron ingresar tras días en la misma situación.

En asamblea realizada por Sintraemas el martes por la noche, los dirigentes exhortaron a los trabajadores a unirse a su llamado y el de Sesmca, destacando su firme convicción de mantenerse a las afueras del recinto industrial.

Por su parte, Masisa ha indicado que continuará evaluando cada acción apegada a las leyes y anteponiendo la seguridad de sus trabajadores. Aunque ya restablecidas las operaciones en el complejo industrial, la directiva ratifico a través de un comunicado su decisión de responder bajo los estatutos legales, por lo que se espera que las labores se mantengan con normalidad.