Matan a 4 personas en enfrentamiento en bus

La mujer recibió un disparo en la cabeza y fue trasladada al CDI Las Flores

0
426

Cuatro personas, entre ellas una mujer, que se trasladaban como pasajeras en un autobús que cubría la ruta Ferrocarril-Charavalle, en el estado Miranda, murieron al originarse un enfrentamiento dentro de la unidad, el domingo 15 a las 8:30 pm.

Kelly Johanna Díaz Oropeza, de 32 años de edad, es una de las víctimas. Regresaba el domingo en compañía de sus dos hijos, un niño de 5 años de edad, y otra de 10 años de edad, a quien había ido a buscar en El Valle, donde vive su padre.

Díaz Oropeza tomó un autobús de la Línea Indeparis y camino a su casa, en Santa Teresa del Tuy, se originó el enfrentamiento.

La mujer recibió un disparo en la cabeza y fue trasladada al CDI Las Flores donde la estabilizaron y la remitieron al hospital Domingo Luciani, en El Llanito, donde falleció a las 11:45 pm, relató su hermano Pedro Díaz mientras esperaba la entrega del cadáver en la morgue de Bello Monte.

Otra persona quedó sin signos vitales en el sitio, mientras que las otras dos fueron llevadas a centros asistenciales donde fallecieron. Se desconocen sus respectivas identidades.

A los parientes Kelly Díaz Oropeza les dieron dos versiones del hecho. La primera, es que fue un intercambio de disparos entre integrantes de bandas rivales, y la segunda, que fue un enfrentamiento entre un policía y un hampón que intentó robar en el autobús.

La familia acudió a la Alcaldía de Santa Teresa para pedir ayuda económica, ya que no contaban con los recursos para pagar los servicios funerarios porque hace dos semanas perdieron a una hermana que padecía leucemia.

La respuesta de un concejal, cuyo nombre no reveló, fue: “No hay dinero para pagar eso”. La Línea Indeparis pagó el velatorio.

Antímano Julio Figueroa, de 31 años de edad, trabajaba como colector en la Línea Socotrali.

Su madre, Cristina Rondón, relata que Figueroa salió de su casa, ubicada en el sector Campoma, a su empleo el miércoles a las 4:00 am, pero no regresó.

Según Rondón, su hijo fue apuñalado por reclamar su sueldo que debieron pagarle el martes; no obstante, el chofer de la unidad, José Manuel Patriado, dijo que Figueroa peleó con un pasajero. Rondón afirma que la versión del conductor es falsa, puesto que el Cicpc no encontró rastro de sangre en el autobús.