Mató a su jefe para quedarse con un dinero

0
50

El lunes 24 del mes pasado, las autoridades localizaron el cadáver de un hombre en las inmediaciones del sector Las Piedritas de San Félix. Presentaba una herida abierta ocasionada presuntamente con un arma blanca.

Desde ese entonces las autoridades iniciaron las averiguaciones en torno a este caso para dar con la raíz de este hecho sangriento.
En su momento, el infortunado no estaba identificado debido a que no portaba documentación personal.
Al día siguiente a la sede de la policía científica, se acercó una persona denunciando la desaparición de Halabi Aid Elessib Mahmad, un hombre de origen libanés.
Cuando los funcionarios le mostraron al denunciante los cuerpos que reposaban en la morgue, nunca se imaginó que uno de ellos era su amigo.

RASTREO TELEFÓNICO
El allegado manifestó a los detectives que la última vez que vio a Halabi fue el 17 de ese mismo mes cerca de su residencia en Villa Granada; de allí no volvió a saber de él.
Las averiguaciones se mantenían en pie. Un factor importante se les había escapado a la víctima: su celular.
Ese pequeño móvil sirvió como indicador para dar con la captura de los responsables.
Cuando rastrean el teléfono, las señales arrojaban una dirección: Los Sabanales.
En una vivienda de ese sector estaban enconchados los culpable de darle muerte al extranjero.
Este lunes en horas de la mañana resultaron detenidos luego de un allanamiento al domicilio.
Estos quedaron identificados como Nelson José Martínez Rodríguez, alias “Cara de mono” y Ray Leonardo Fuentes Parucho, ambos de 18 años.

CODICIA MORTAL
Trascendió que hace más de un año, “Cara de mono” había sido empleado del occiso en una ferretería que funcionaba en San Félix, pero por motivos familiares decidió venderla e irse con su familia al Líbano.
Meses después, volvió a Guayana para emprender algunos negocios y es cuando se reencuentra con Martínez.
El “turco” bondadosamente le hizo un préstamo para que comprara herramientas de ferretería y así ayudarse entre ambos con las ganancias obtenidas.
Pero la intención del homicida era otra. Él, junto al otro compinche, armaron un plan para quedarse con todo el botín; la cuestión trataba de deshacer por completo al comerciante, para ello, usaron una arma blanca para perpetrar el delito. Fueron puestos a las órdenes del Ministerio Público.
Se espera que sus familiares lleguen del Líbano durante los últimos días para reclamar el cuerpo y darle cristiana sepultura.

LOCALIZAN CARRO
En la vivienda donde se realizó el allanamiento se incautó un vehículo Fort Scape, color vinotinto, el cual había servido para trasladar el cuerpo del fallecido y lanzarlo en el sector Las Piedritas. Por otra parte, para hoy se estima que los involucrados sean presentados ante los tribunales.