Medina Macero: Abril, decisión impensable, inimaginable

0
741

El Teniente de Fragata Christian Medina Macero, quien para 12 de abril del 2002 se desempeñaba como Ayudante del Comandante Chávez, revivió esos días, llenos de angustia e impotencia del mes de Abril de 2002, al recordar cuando el Comandante fue traicionado por oficiales de alto mando, refiriéndose así a los Generales Medina Gómez y González González, quienes encabezaban ese grupo de Generales golpistas, que buscaban presionar al entonces presidente Chávez para que renunciara.

“El General Néstor González le dijo al Cmdt. Hugo Chávez que firmara la renuncia o mandaba a levantar los F16 para bombardear el palacio de Miraflores (…) fue idea o fue expresión del General Medina Gómez el que dijo en ese toma y dame, que firmara la renuncia y se fuera para Cuba que ellos iban  a permitir que unos aviones de Cubana de Aviación aterrizaran para que él se fuera con su familia y con los que querían acompañarle, y fue ahí cuando el General Néstor González soberbio, envenenado de odio dijo “no Chávez! firma la renuncia porque tú no te vas para ningún lado, ni para Cuba ni para ningún lado, tú vas a ser procesado aquí mismo y vas a pagar aquí mismo”, así expresó Medina haciendo referencia que de esto solo puede dar fe el General en Jefe Jesús Suárez Chourio y su persona que se encontraban allí en ese momento.

El teniente de fragata en su relato continúa explicando una secuencia de eventos que provocaron que el comandante Chávez se dirigiera a la Comandancia General del Ejército para evitar más muertes, explica que “fue una decisión impensable, inimaginable, todos queríamos resistir, Vencer o Morir! morir  si fuera necesario… pero, Chávez hizo lo que tenía que hacer en una conexión perfecta con el sentir de  su pueblo, por un lado el pueblo sabía que  no los iba a traicionar nunca, y en medio de esta situación todo lo que hiciera el Cmdt. Hugo Chávez era para protegerlos, cuidarles y darles el poder aun en esa circunstancia.”

Por otra parte, Medina en su análisis de los acontecimientos, hace una  crítica interesante al señalar  que le hubiera gustado “que muchos voceros y voceras de la política nacional, regional y municipal, como también representantes de la FANB hubieran asentado posición desde tempranas hora del 11 de Abril a favor de la Revolución, fueron muchos los que guardaron silencio y hay muchos, más bien otros que dijeron que hablaron pero no dijeron nada, hablaron, se expresaron, pero dejaron todo en el limbo dejaron todo entre dicho, no fueron firmes en su posición de lealtad a la Constitución, al pueblo y al Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, y eso se convirtió en tierra fértil para generar confusión a lo interno y darle fuerza a los golpistas”.

A juicio de Medina, los acontecimientos de abril, no se han terminado con el pasar de los años.

Medina Macero, quien también es corredactor del libro “Lealtad a prueba de golpe”, señaló que “estamos obligados a desmontar el viejo estado burgués para derrotar a la oligarquía rapaz que es quien dirige todos los planes de agresión contra la patria;  hay lugares y personas que viven en el 11 de Abril, son 11 de Abril y allí ha de llegar el 13 de Abril. Estamos en deuda con el Comandante Hugo Chávez, logramos un 13 de Abril para rescatarlo y retornarlo a la presidencia, ahora debemos alcanzar un 13 de Abril en todas esas estructuras y personas  donde reina aún el 11 de Abril.”

“La concreción, la sincronización y la fuerza impresa en el plan de rescate del Cmdt. Hugo Chávez y el restablecimiento del hilo constitucional ha superado en apresto operacional, en exactitud cualquier operación que se haya preparado con anterioridad para hacer una práctica en caliente o para abordar o para afrontar cualquier situación de catástrofe de contingencia real. Fue Dios dirigiendo esa operación, no hay otra explicación para poder hablar y comprender la exactitud de lo que ocurrió en aquellos días”, expresó el Teniente de Fragata para calificar las acciones que llevaron a la restitución del hilo constitucional.

Conociendo su trayectoria al lado del Líder supremo de esta Revolución, se le preguntó qué significaba las expresiones de  “hijo”  por parte del Comandante Chávez hacia su persona, a lo que  respondió: “La expresión del Cmdt. Hugo Chávez  de hijo hacia este soldado será la más  grande condecoración que me haya colocado el Cmdt. Hugo Chávez en mi pecho, y de mi pecho el más grande juramento de transferirle,  y de darle al pueblo, todo lo que soy  que en gran medida se lo debo al Cmdt. Hugo Chávez”.

El Teniente Christian Medina, combatiente de esta gesta de Abril de 2002, invita al pueblo a no desanimarse, ni desmoralizarse al ver o presenciar obstáculos, negligencias y/o desavenencias que generan aquellos que no tienen a Chávez en su corazón, “ésta revolución hoy está  obligada a vencer, tenemos la suficiente conciencia que es el arma más poderosa para lograr, para consolidar el legado del Cmdte. Hugo Chávez”, destacó, mientras  recordaba las palabras del General Pérez Arcay, cuando dijo: “Hugo te fuiste, pero dejaste un gran vacío que tenemos que completar entre todos.”

Finalmente el Ayudante de Chávez recuerda que jamás se podrá olvidar la historia de Venezuela ya que ésta es la única garantía de un futuro prometedor. Prensa Enfoque Chávez