Merino: «El Gobierno debe atacar el bachaqueo»

0
120

Entre jueves y viernes de la semana pasada el país entero pudo ver como un pueblo hambriento y desesperado se alzó contra el abuso en los altos precios en los productos y en los servicios, pero más extraño aún es que esa «rebelión popular» se originó en San Félix, una ciudad que hasta hace poco fue el muro de contención contra las guarimbas.

Braulio Merino, dirigente del partido Copei, analiza esta reacción de los guayaneses como una bomba de tiempo que debe ser atacada por el Gobierno, a fin de evitar más derramamiento de sangre y saqueos en los comercios.
Según Merino una de las formas de frenar lo que es casi inevitable para algunos venezolanos, es que el presidente Nicolás Maduro elimine el subsidio en los alimentos, porque mantener el dólar a 6,30 en este sector resulta una «aberración».
«El bachaqueo funciona si hay suficientes dólares para importar productos, y cuando estos comienza a escasear en el mercado, la desesperación por conseguirlos estimula los hechos ocurridos recientemente, por eso el Gobierno tiene la urgente necesidad de acabar con un negocio que a mediano plazo puede originar más disturbios, con las consecuencias de presos, heridos y muertos».
En tal sentido, los gobernadores deben en conjunto plantear al presidente Maduro un cambio radical en política económica, para que el país pueda salir de la crisis de manera no traumática a través de un ideal nacional de desarrollo y progreso.