Miles de mujeres protestaron contra la violencia de género en Sudáfrica

0
512

Miles de mujeres protestaron contra la violencia de género en marchas y concentraciones repartidas por toda Sudáfrica, un país donde una de cada cinco mujeres se ha visto afectada por esta lacra, según cifras oficiales.

Bajo la consigna “Total Shutdown” (Paro total), las mujeres sudafricanas estaban hoy llamadas a cesar su actividad normal y unirse a las convocatorias para crear conciencia sobre los altos índices de violencia contra ellas, así como contra los niños y contra la comunidad LGTBI (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales).

En las grandes ciudades, como Ciudad del Cabo, Durban o Pretoria, las marchas fueron especialmente multitudinarias.

Las participantes, vestidas de negro y rojo, portaron pancartas con leyendas como “Mi cuerpo, no tu escena del crimen“, “No es no” o “Los derechos de las mujeres son derechos humanos“.

Los hombres estaban llamados a apoyar la actividad pero no a participar en las marchas. Sí que eran bienvenidas personas que no se identifican con ningún sexo (género no binario), según habían informado fuentes de la organización.

Detrás del movimiento se encuentran múltiples asociaciones civiles locales, que también llamaron replicar las protestas a las mujeres en los países vecinos de Lesoto y Botsuana.

También el Gobierno sudafricano ha mostrado su respaldo a través del Departamento de Mujeres y altos cargos como la ministra de Agua y Medioambiente, Edna Molewa, participaron en las marchas.

Asimismo, sindicatos y organizaciones internacionales como Oxfam y Amnistía Internacional expresaron su apoyo a la iniciativa.

Según datos de los medios locales, una mujer muere cada ocho horas en Sudáfrica por culpa de la violencia de género y, de acuerdo con estadísticas del Gobierno, una de cada cinco asegura haberla sufrido alguna vez en su vida (según un estudio publicado en 2017 con datos de 2016).

Además, en Sudáfrica se reportan unas 40.000 violaciones al año, según datos de la Policía, la gran mayoría denunciadas por mujeres.