“Mineros mueren por deshidratación, paludismo y hambre”

0
118

El diputado de la Asamblea Nacional (AN), Américo De Grazia, miembro de la Comisión Permanente de Energía, Petróleo y Minas, exhortó al Gobierno Nacional y las Fuerzas Armadas Bolivarianas (FAB) de Venezuela a atender «urgentemente» la emergencia sanitaria que presenta el municipio Sifontes, del estado Bolívar, específicamente, el sector Vuelvan Caras, «donde se han registrado muertes por deshidratación, paludismo y hambre y las personas se encuentran totalmente incomunicadas y a mengua».

El parlamentario informó que los mismos mineros que se encuentran en la zona afectada, aseguran que la dimensión de la situación es crítica y mayúscula, por lo que requiere la atención inmediata de los entes gubernamentales.

El dirigente de La Causa R y afecto al bloque opositor de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), explicó que la prohibición de vuelos aéreos y la negativa de entrega del combustible a las empresas aeronáuticas que operan en el sur de Bolívar han aislado a territorios enteros; y que el mencionado no es la excepción.

«Esto está ocasionando la suspensión de los habituales vuelos que realizan las aeronaves de empresas privadas para transportar medicinas, agua potable, bastimento, y equipos necesarios para el trabajo diario, también pasajeros que se dirigen al sector minero».

¡AUXILIO!

De Grazia insistió en que los mineros de esta área se encuentran aislados, pues no tienen comunicación alguna con los principales centros poblados del sur del estado. «Se encuentran atrapados en su propio espacio: sin comida, sin medicinas y sin ninguna atención sanitaria médica profesional, lo que ha desencadenado situaciones críticas de desnutrición, abundantes casos de malaria, amibiasis, entre otras. Relatan los mineros que, en algunos casos, han sucumbido fatalmente porque no tienen acceso a la salud. Incluso, me dicen los testigos, que los vieron morir en las trochas que realizan en la selva adentro, en busca de salida para recibir una debida atención médica urgente».

Asimismo, señaló que el pueblo minero está pagando los platos rotos de las políticas de represión militar que se desarrolla en la región. «No es justo que en este momento se siga persiguiendo, acosando, atropellando, maltratando, criminalizando a nuestros pueblos mineros; mientras el Estado Venezolano le otorga concesiones a las transnacionales chinas, concesiones auríferas y diamantíferas, para que puedan explotarla libremente bajo la protección y amparo del gobierno; a los venezolanos los condenan a morirse de hambre, de enfermedades y de deshidratación, como está ocurriendo en Sifontes».

«DESIDIA GUBERNAMENTAL»

Américo De Grazia, destacó que la zona denominada Bochinche, «para quienes no lo saben», es limítrofe con el territorio Esequibo, que se encuentra en reclamación. «Los venezolanos pobladores de esta zona fronteriza, de alguna manera, son centinelas de la nuestra soberanía, y ni siquiera porque viven en esa área, no tan privilegiada, tienen asistencia del Estado Venezolano». El parlamentario informó que se les impide, «prohíbe», volar y sobrevolar la zona, «entre otras cosas», y que «la desidia gubernamental ha originado que padezcan de enfermedades y mueran a mengua en el olvido por soledad y asilamiento». De acuerdo con el dirigente político, las autoridades estadales y nacionales desconocen las necesidades de este sector de Sifontes.