Mitos y verdades de los jugos pasteurizados

0
715

El jugo hecho en casa puede hacer que te enfermes. Los jugos disponibles comercialmente son pasteurizados para matar las bacterias dañinas, informa FoodSafety.gov. Puedes reducir tu riesgo de enfermedades transmitidas teniendo el cuidado de lavar las frutas y verduras antes de ponerlas a través de tu extractor. Lava las cáscaras no comestibles también, para que las bacterias no se transferirán de la cáscara a las manos y luego a la carne de la fruta. Ten mucho cuidado al servir jugo hecho en casa a embarazadas, niños pequeños, ancianos o cualquier persona con problemas del sistema inmunológico.

DAÑO
No sólo los jugos producidos en casa pueden ser peligrosos, las máquinas utilizadas para producirlos pueden serlo también. La comisión de seguridad de productos al consumidor informa que algunos exprimidores han sido retirados del mercado debido a que volaron en pedazos durante su uso, rociando trozos afilados de metal en el aire. Incluso un exprimidor de buena calidad puede ser peligroso si no se utiliza correctamente. Lee y sigue todas las instrucciones del fabricante y no hagas funcionar un extractor de jugos sin los elementos de seguridad como guardas de mano o tubos de alimentación que mantienen los dedos alejados de las cuchillas.

CONSUMO INADECUADO DE FIBRA
Los jugos de frutas y verduras pueden ayudar a obtener los nutrientes que tu cuerpo necesita, pero no los debes de usar como sustituto de frutas y verduras. La dietista registrada de la Clínica Mayo Katherine Zeratsky informa que los jugos tienen significativamente menos fibra que los alimentos enteros, y el consumo de fibra inadecuada puede ponerte en riesgo de aumento de peso, azúcar en la sangre, y problemas cardíacos. Para evitar esto, haz de las frutas y verduras enteras una parte regular de tus comidas.

PROBLEMAS DE SALUD RELACIONADOS
Los jugos de frutas y verduras tienen su lugar en una dieta equilibrada, pero tu cuerpo necesita más que eso, incluso si estás tratando de perder peso. La AARP define las llamadas dietas de “limpieza” como las dietas de choque o dietas de hambre, y advierte a los lectores contra ellas. La dieta de choque pone tensión en tu corazón, según la cardióloga afiliada a la AARP Isadore Rosenfeld. La AARP también informa que las dietas de jugo hacen lento el metabolismo, aumentando la probabilidad de recuperar el peso perdido en esas dietas. Si necesitas perder peso, hazlo comiendo sano y haciendo ejercicio, no bebiendo jugo durante varios días o semanas enteras.