Motorizados acribillan a hombre en Villa Bahía

0
112

Los hechos de sangre siguen acaparando la atención de la ciudadanía. Un día de tranquilidad puede convertirse en tragedia en un abrir y cerrar de ojos. A pesar del esfuerzo por parte de los cuerpos policiales en resguardar la integridad de las personas, los delincuentes no dan tregua y aprovechan cualquier momento para delinquir.

El ajuste de cuentas y la guerra entre bandas han calado poco a poco hasta convertirse en las causas principales de las muertes en Ciudad Guayana. Aquí no importa quién este acompañando al objetivo del asesinato, por lo que en muchos casos pagan los menos indicados.

ESTABAN TOMANDO

Ayer aproximadamente a las 2:00 p. m. Deivis Junior Alcalá Azocar, de 20 años, junto a su amigo, Ernesto Enrique Machado López, de 26, decidieron ingerir bebidas alcohólicas en una licorería ubicada en la avenida principal de Villa Bahía, muy cerca de la parada usada por los mototaxistas del sector.

La tarde pasaba en completa normalidad hasta que llegadas las 7:00 p. m. se escucharon varias detonaciones. Los lugareños no entendían lo que pasaba, por lo que muchos se resguardaron en los comercios cercanos. La gran cantidad de personas que se encontraban en la licorería señalaban al piso, donde yacía Deivis bajo un charco de sangre. Muy cerca de él se encontraba su amigo Ernesto gravemente herido. Ambos recibieron impactos de bala.

MURIÓ EN LA CLÍNICA

Una de las personas que presenció el hecho delictivo, trasladó a los heridos a la clínica San Andrés, ubicada en la urbanización Villa Icabarú de Puerto Ordaz, en una camioneta Grand Vitara, color azul. Deivis ingresó con nueve impactos de bala que se alojaron en su intercostal derecho e izquierdo.

El esfuerzo de los médicos no bastó, pues el joven de 20 años murió a consecuencia de las profundas heridas. Ernesto ingresó con dos impactos de bala en el intercostal izquierdo, pero fue llevado a la emergencia del hospital Guaiparo, donde lograron estabilizarlo.

EN EL CICPC

Los familiares de Deivis se apersonaron a las afueras del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalística (Cicpc), para retirar el cuerpo del joven. Relataron que se enteraron del hecho por medio de un tío de la víctima, y aseguraron que desconocen las causas que llevaron a los criminales a cometer este crimen.

«Nos enteramos del crimen porque un tío de Deivis nos informó. No sabemos qué motivo a los criminales a quitarles la vida y hasta donde sabemos él no tenía problemas con nadie», comentó uno de los familiares.

ESTABAN EN MOTO

Según la versión de los testigos presenciales del hecho, fueron dos los sujetos que atentaron contra la vida de los amigos, quienes llegaron al sitio donde se encontraban los dos jóvenes a bordo de una motocicleta.

A pesar de la poca información que se maneja, se presume que el móvil del hecho haya sido el ajuste de cuentas, en parte por la forma en la que fueron abordadas las víctimas. Pero serán los funcionarios del Cicpc los encargados de indagar, investigar y resolver este crimen.

ZONA ROJA

Habitantes del sector donde ocurrió el hecho delictivo aprovecharon la oportunidad para denunciar los distintos hechos de violencia que han estado azotando la comunidad e instaron a los cuerpos policiales a trabajar en pro de solventar la problemática en Villa Bahía, lugar que se ha convertido en uno de los más peligrosos de Ciudad Guayana.