MSF exige investigación internacional sobre bombardeo de hospital en Kunduz

0
106

Kabul, Afganistán.- Médicos Sin Fronteras (MSF) exigió ayer una investigación internacional sobre el bombardeo de EEUU contra un hospital afgano en Kunduz en el que murieron 22 personas.


Tres investigaciones, una estadounidense, una afgana y una de la OTAN, ya fueron diligenciadas sobre este caso, pero MSF, que tilda al ataque de «crimen de guerra», dijo que «no confía en una investigación militar interna». Su presidenta, Joanne Liu, reclamó una «comisión internacional humanitaria para restablecer los hechos» que condujeron a la muerte de 12 empleados de la ONG y 10 pacientes, y a la destrucción del edificio principal de su hospital en Kunduz.

«No se trató únicamente de un ataque contra nuestro hospital, sino de un ataque contra las Convenciones de Ginebra. No lo toleraremos», afirmó Liu, invocando las reglas del derecho humanitario en tiempos de guerra. Firmadas en 1949, las Convenciones de Ginebra codifican sobre todo el comportamiento que los beligerantes deben adoptar para proteger a los heridos y enfermos «en cualquier circunstancia».

De manera más precisa, MSF reclama que sea activada una comisión de investigación incluida en esas convenciones y que existe desde 1991, pero que nunca ha sido utilizada y que requiere el impulso de uno de sus 76 Estados signatarios.

«Estamos pidiendo al presidente Obama dar su consentimiento a la comisión de investigación», afirmó el director ejecutivo de MSF en Estados Unidos, Jason Cone, en una conferencia de prensa en Nueva York. «Haciendo esto enviará una poderosa señal del compromiso y el respeto del gobierno de EEUU por el derecho humanitario internacional y las reglas en tiempos de guerra», agregó.