MUD revisará con su mayoría en la AN acuerdos internacionales

0
64

Caracas.- La Mesa de la Unidad Democrática se compromete con el país a hacer de la Asamblea Nacional «un espacio para el debate civilizado de los grandes temas nacionales y para la búsqueda de soluciones», así como a «interpelar a los funcionarios del Poder Ejecutivo y, en caso extremo, a destituirlos mediante la aprobación de votos de censura con mayoría calificada», indica uno de los acuerdos suscritos el pasado 22 de julio por la casi treintena de partidos aliados en esa plataforma.

 

La Unidad alerta que «no favorecerá la aprobación caprichosa y rutinaria de Leyes Habilitantes» y «someterá a debate abierto y revisión escrupulosa los acuerdos internacionales suscritos o por ser suscritos por la Nación, sobre todo aquellos que vinculados con endeudamiento o que de cualquier manera afecten el patrimonio nacional».

Con una mayoría parlamentaria que le favorezca, la Unidad se compromete a «regular el uso de los medios de comunicación del Estado, y en particular de aquellos dependientes a la Asamblea Nacional, a fin de que se encuentren al servicio de la libertad de expresión de todos los venezolanos».

Con esos acuerdos la Mesa perfiló la ruta electoral para ganar el control parlamentario y, una vez logrado, cómo administrar esa mayoría y materializar el cambio político, económico y social, que culminará en la concreción de un gobierno de unidad nacional y reconciliación, según los textos.

Como lo informó en su momento el secretario ejecutivo, Jesús Torrealba, suscribieron tres acuerdos internos, a saber: Acuerdo de conducción y definición de lineamientos generales de la estrategia unitaria de campaña para la nueva Asamblea Nacional, Acuerdo de conformación y conducción de la fracción parlamentaria en el poder legislativo en el período 2016-2021 y el Acuerdo para la construcción y ejecución de la Agenda del Cambio desde la nueva Asamblea Nacional.

La alianza deja claro en sus lineamientos que la unidad es el elemento fundamental para superar el ventajismo del Estado durante la campaña. En sus mensajes a los electores, la MUD reitera que «no habrá política de revancha o tierra arrasada».

«El debate y promoción de los mecanismos constitucionales de cambio político que se ejecutarán desde la Asamblea Nacional se hará siempre desde una perspectiva incluyente que involucre las necesidades y aspiraciones de todos los sectores de la población», precisa uno de los acuerdos.

A diferencia de cómo operó la alianza en el período legislativo 2010-2015, la MUD acordó que para el período que se iniciará en enero de 2016 actuarán como una sola bancada y se garantizará la participación proporcional y rotativa de todas las organizaciones en los cargos directivos de la AN.

AGENDA PARA EL CAMBIO

Además de aprobar una Ley General de Amnistía y Reconciliación Nacional, como ya fue anunciado por la MUD, entre sus primeras iniciativas legislativas la bancada aprobará devolverle la autonomía del Banco Central de Venezuela.

Una mayoría de la Unidad en la AN se compromete a promover la producción nacional de alimentos y medicinas, con respeto por la propiedad privada, y a adoptar medidas de emergencia para su distribución eficiente.

«Poner cese a toda política oficial de complicidad o acuerdo con bandas hamponiles», indica parte del Acuerdo Nacional para el Cambio, que contempla «la reforma y fortalecimiento del sistema de justicia para garantizar su imparcialidad y combatir la impunidad e inseguridad».

«Impulsar una política de control efectivo del territorio venezolano a través de los organismos de seguridad y defensa del Estado. Promover el desarme de las bandas delictivas y de cualquier otro grupo, reivindicando el monopolio que el Estado debe ejercer de la violencia legal», está entre los objetivos de la agenda legislativa de emergencia.

También se pondrán en marcha medidas para el rescate del proceso de descentralización política y administrativa.