Muere niño de cuatro años arrollado en San Félix

0
155

«Yo dormía abrazada con mi muchachito», «vivía con mi bebé desde que él tenía tres meses», «¿Quién me va a dar mi besito?», «¿Dios mío por qué no me mataste a mí?», pronunciaba inmersa en una gran angustia, tristeza y desesperación Yanet Torres, cuando se dio cuenta que a tempranas horas de la mañana de ayer fue arrollado su pequeño sobrino de cuatro años en la calle Cedeño de San Félix.

 

Desde las seis de la mañana Yanet acostumbraba a instalar su improvisado tarantín donde vendía los conocidos chupi-chupi; todos los días iba acompañada de su sobrino Johan Daniel González Vargas, a quien criaba y cuidaba.

Como a las 6:30 de la mañana, la mujer dejó al pequeño en el puesto y cruzó la calle para comprarle una empanada, sin percatarse que Johan iba detrás de ella. Yanet había caminado pocos metros y escuchó un «alboroto»; una gran multitud rodeaba una camioneta Toyota Hilux, color plata. Los gritos de la gente le avisaban que algo terrible había ocurrido, al meterse dentro del «gentío» no podía creer lo que sus ojos tenían frente a ella, el pequeño cuerpecito de Johan Daniel permanecía debajo de uno de los cauchos traseros de la camioneta.

Glumer Faustino Guerra Ambard, conductor de la Hilux, placas A44AI3M, al darse cuenta de lo ocurrido, se bajó y montó al niño en el carro, en compañía de Yanet se trasladó hasta la Clínica Santa Rita, en El Roble. Sin embargo, pese a los esfuerzos, al llegar al centro de salud el pequeño Johan Daniel ya no tenía signos vitales.