Mueren dos personas en siniestros viales

0
87

Pasada la media noche del viernes, dos accidentes de tránsito ocurrieron en diferentes sectores del municipio Caroní, dejando un saldo de dos personas fallecidas.

El primer trágico hecho se reportó a las 12:30 am, donde falleció Javier Elías Castillo Fuentes de 22 años. El infortunado se desplazaba en su vehículo Chrysler Neón, color gris, placas RAH59A, cuando al parecer pasó por un pozo de agua, perdiendo el control del automóvil, impactando contra un árbol. Fuentes murió de manera instantánea debido a los múltiples traumatismos, que sufrió en todo su cuerpo. El cuerpo fue sacado por efectivos de bomberos de Caroní, el cual quedó atrapado dentro del amasijo de hierro, en que quedó convertido. Se conoció que el infortunado vivía en las parcelas del Roble.

SEGUNDA TRAGEDIA
Una hora después se registró el segundo siniestro, donde cobró la vida Jonaiker José Natera Carrión de 19 años. Eran la 1:30 am, cuando Jonaiker en compañía de dos amigos se desplazaban por la avenida Guayana en un automóvil Renault, color blanco, placas FBI76B, justo antes de llegar al elevado del Loyola, específicamente en la urbanización Los Altos, el conductor del vehículo perdió el control y se estrelló contra un árbol.
Luego del impacto el chofer del Renault, se fue del lugar dejando solos a sus dos compañeros. Jonaiker quien iba en la parte trasera del carro, quedó gravemente herido y su amigo lo auxilió, sacándolo del automóvil; al llegar los paramédicos del 1-7-1, le prestaron los primeros auxilios y lo llevaban camino al hospital, sin embargo en el trayecto perdió los signos vitales.
Hasta los momentos se desconoce el paradero del otro muchacho, quien al parecer no es el dueño del vehículo.
Los familiares de Jonaiker, con dolor comentaron que la última vez que lo vieron fue a las nueve de la noche del viernes, en casa de una tía, en el sector de Guaiparito, a escasas cuadras de donde residía el infortunado. A esa hora decidió irse a su casa y los amigos le ofrecieron la cola, supuestamente para llevarlo hasta su residencia.
Al parecer cambiaron de opinión y decidieron irse a otra parte a celebrar posiblemente que Jonaiker, comenzaría el curso en el Cicpc. Luego de unas horas de celebración, ocurrió la tragedia que enlutó una nueva familia guayanesa.
Con mucha tristeza Yetsi Ruiz, prima del occiso informó que Jonaiker era un muchacho trabajador y con un futuro por delante. La joven resaltó que Jonaiker estudiaba en la universidad Santiago Mariño y quería ser agente del Cicpc; por lo que iniciaría el curso ayer en la mañana.

COSAS DE LA VIDA
Comentaron los familiares que el viernes Jonaiker estaba muy alegre y bromeaba con el papel que le tocaría interpretar en una dramatización que harían el día de ayer en el Cicpc. Le dijo a su mamá, «mami ve ahora mañana me tocó ser el muerto, yo no iré hacer nada, porque los muertos no hablan».
Jonaiker José era el mayor de dos hermanos, su tía Aide Mota indicó, que el padre del muchacho, se fue desde noviembre a trabajar a Panamá y lo dejó encargado de la casa. El occiso en sus tiempos libres, laboraba en un autolavado, ubicado en el sector.
El Cuerpo Técnico de Vigilancia de Tránsito y Transporte Terrestre (Ctvttt), se presentó y realizó el levantamiento de los accidentes viales.

RESPONSABLES DEL VOLANTE
Los conductores, son los principales responsables de los siniestros viales. Por eso deben tener en cuenta que no deben manejar bajo los efectos del alcohol, no exceder los límites de velocidad y respetar las señales de tránsito; tres elementos principales a la hora de conducir un vehículo.