Murió ahogado niño de 7 años

0
41

“Mi hijo era un niño muy hiperactivo, siempre se la pasaba jugando y corriendo de allá para acá. Ese día, todo trascurrió en completa normalidad. Estábamos llenos de alegría por compartir un día familiar, pero jamás nos imaginamos que mi bebe moriría de esa manera”, fue así, como entre lágrimas y dolor, Jessica Bruscos, madre de Laureano Moisés Gómez Bruscos de 7 años de edad, relató cómo ocurrieron los hechos donde murió ahogado el segundo de sus tres hijos.

LOS HECHOS

El viernes 3 de abril, la familia Gómez Bruzcos, residenciada en 25 de marzo, San Félix, salió rumbo al balneario para compartir, entre amigos y familiares, el asueto de Semana Santa. Al llegar al destino, se asentaron en una de las zonas recreativas a la orilla del río para empezar con el disfrute familiar.

Ese día, a tempranas horas, el niño ya se había perdido en una oportunidad, pero a los pocos minutos fue encontrado por su madre, en el área de la piscina del balneario. Sus padres relatan, que era intranquilo y no se quedaba en un solo sitio, esto ocasionó, que los padres de Laureano se mantuvieran al tanto de cada movimiento de él.

A la hora del almuerzo, la familia se dispuso a comer y a conversar. La madre relata, que a pesar de estar compartiendo el momento con su esposo, hijos y amigos, siempre se mantuvo alerta y siguiendo los pasos de Laureano, ya que en la primera oportunidad, ya le había dado un pequeño “sustico”.

Jessica, junto a sus tres hijos, se sentaron en la orilla del río para reposar la comida. El día, trascurrió de manera normal, todos estaban tranquilamente compartiendo un día familiar, sin saber lo que estaba por ocurrir.

TODO OCURRIÓ EN SEGUNDOS

Domingo Gómez, padre de Laureano, no se sentó junto a su esposa e hijos en la orilla del río, ya que ese día no se sentía bien de salud, razón por la cual, se dispuso a observar, a la distancia, a sus hijos, ya que en la mañana, Laureano estaba bastante intranquilo.

Aproximadamente a de las 2:00 pm, en un descuido, Laureano se perdió como en la primera oportunidad, pero está vez, el “sustico” se convirtió en angustia y esa angustia en desespero.

“Mi esposa me preguntó que si no había visto a Laureano, algo que me preocupó, ya que siempre estaba encima del niño. Corrimos desesperadamente por el balneario en busca de nuestro hijo pero no lo encontramos. Las personas con las que fuimos emprendieron la búsqueda de mi niño, pero tampoco lograron dar con el paradero de él. Todo ocurrió en segundos”.

PRIMEROS AUXILIOS

Un grupo de bañistas que se encontraban cerca de la familia Gómez Bruzcos, se dieron cuenta que había un niño pidiendo auxilio en el río, por lo que inmediatamente, uno de ellos se lanzó al agua para rescatar a Laureano y así poderle dar los primeros auxilios.

Ya en la orilla, recibió respiración boca a boca, para permitir que el agua inhalada fuera expulsada, lo que hizo que el niño vomitara toda la comida ingerida durante el día. Inmediatamente, fue trasladado por su padre y un bañista, al módulo de Vista al Sol, en San Félix, donde a pesar de recibir la atención requerida, falleció a consecuencia de la inmersión.

UN NIÑO COMO CUALQUIERA

Laureano Gómez, estudiaba segundo grado en la Unidad Educativa Bolivariana Brisas del Orinoco, ubicada en el sector 25 de Marzo de San Félix. Era el segundo de tres hijos, una joven de 16 y una niña de 2 años, componían su grupo familiar.

Es recordado por sus padres, como un niño alegre y con un gran rendimiento escolar. “Mi hijo era un buen muchacho, ese día, no ingerimos ningún tipo de bebidas alcohólicas como muchos dicen por ahí, solo fuimos a compartir con nuestros hijos como cualquier familia. Como madre de niños pequeños, siempre he velado por la vida y seguridad de mis hijos”, manifestó la madre de Laureano.

POSIBLE CAUSA

Una de las hipótesis que rondan referente a este caso, es que a pesar de que el río no era hondo, el niño ingresó de manera muy rápida a bañarse cuando recién había almorzado, razón por la cual, familiares no descartan que le haya dado una embolia. Pero será el CICPC quien aclarezca el hecho.

SIN SALVAVIDAS

La familia denunció, que en este balneario no se encontraban efectivos de Protección Civil, así como tampoco se pudo observar la presencia de salvavidas, razón por la cual, señalan que en estas fechas, es completamente necesaria la atención por parte de las autoridades gubernamentales para asegurar la vida de las personas que acuden a estos días, a los diferentes ríos y balnearios de Ciudad Guayana.