Murió el fundador de la Delegación de Abogados del Municipio Caroní

El eminente jurista, periodista, escritor y catedrático universitario, Dr. Gilmer Durán Asuaje, sucumbió ante un cáncer linfático a los 77 años, que le fue detectado el pasado mes de diciembre, en su natal Boconó, del estado Trujillo, a donde se retiró para entregarse a sus grandes pasiones: la escritura y el pensamiento crítico

0
941

Humanista de corazón y pensador libre  de prodiga creatividad en lo jurídico, periodístico, político, histórico, social, económico, cultural y académico, el Dr. Gilmer de Jesús Durán Asuaje, promotor y primer presidente de la Delegación de Abogados del Distrito Caroní, dejó de existir en su natal Boconó, estado Trujillo, a los 77 años de edad, a donde se había retirado para entregarse a sus grandes pasiones: la escritura y el pensamiento crítico, afectado por un cáncer linfático que lo sorprendió el pasado mes de diciembre y le causó la muerte a pocos días de su diagnóstico. 

Llegó a Guayana en el año 1968, luego de graduarse de abogado en la Universidad Central de Venezuela y de recibir su título de manos del Rector Histórico de nuestra máxima casa de estudios, el Dr.  Jesús María Bianco, armado con su motivación de vida, que siempre proclamaba como un alimento del espíritu: pensar, razonar y discernir. Eran atributos aprendidos y cultivados en sus luchas estudiantiles en  los liceos “Juan Bautista Dalla Costa”, de Boconó y Maracay, donde su inquietud intelectual y vena periodística, le llevaron a fundar el periódico estudiantil “El Rebelde” (1958) y más tarde a colaborar con el Boletín de la Escuela de Periodismo de la UCV y acá en Guayana, en los influyentes diarios de la época, El Expreso, Correo del Caroní, El Pueblo, El Luchador y El Bolivarense.

De inmediato, su entrega a la causa del derecho, de la cultura, del servicio social y a las luchas obreras de la región, le hizo calar en el sentimiento y en el reconocimiento colectivo, al promover y alcanzar el fortalecimiento institucional del para entonces Distrito Caroní, apoyando a la Cámara de Comercio e Industrias de San Félix (hoy Cámara de Comercio e Industrias del Municipio Caroní), el único gremio empresarial de entonces y con la creación de la Delegación de Abogados y del entramado operativo de los entes administradores de justicia; del Ateneo Popular de  San Félix, que luego de convirtió en la Casa de la Cultura; de las Juntas de Vecinos en las barriadas de San Félix y Puerto Ordaz, acompañado por el recordado “Padre Pepe” y tantas iniciativas que su incansable e indomable ánimo de justicia, de paz y de progreso le dictaba.

Al morir sorpresiva y prematuramente el Dr. Gilmer Durán Asuaje, quienes tuvimos la fortuna y honra de conocerle, de disfrutar de su gran riqueza intelectual y humana; de su elevada conciencia cívica, política, académica, social y espiritual, nos queda proclamar el valioso legado de su carácter reflexivo, plasmado en sus obras literarias, artículos, discursos y declaraciones públicas, en las que invitaba a tomar una actitud práctica y dinámica frente a la patria; a entender que en la medida que amemos a Venezuela, que nos preocupemos por ella, en esa medida la Nación crecerá, se desarrollará, se organizará y hará fuerte, con una población disfrutando de viviendas dignas, medicinas, alimentos, empleos estables y bien remunerados, educación, servicios públicos modernos y eficientes, seguridad social, personal y recreación. Nos decía que, “el día que entendamos, que la conducta de cada individuo, sea hombre o mujer, debe estar centrada en el bien colectivo y desarrollo integral de la Nación, ese día empezaremos a construir juntos un mejor destino y a convertirnos en un gran pueblo, digno descendiente de Bolívar, Miranda, Sucre, Andrés Bello, Piar y los demás fundadores de nuestra nacionalidad”.

Descansa en paz, ilustre maestro y amigo fraterno.