Neymar abandonó la concentración

0
92

Neymar empacó las maletas y dejó este lunes la concentración brasileña en Santiago. Entrenar para no jugar «me mataría», dijo el atacante que fue suspendido por cuatro partidos y no apelará la sanción para disputar la Copa América.

Vestido de negro, sin el uniforme del equipo, Neymar salió del hotel, después de ver la noche del domingo a su selección vencer 2-1 a Venezuela y avanzar a los cuartos de final del torneo.

«Independientemente de donde estaré a partir de ahora acompañaré siempre a la selección, hinchando por el éxito de mis compañeros, pero quedarme aquí apenas entrenando es matarme por dentro…Sin ninguna alegría», publicó en Instagram.

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) informó más temprano que no apelará la suspensión de Neymar, expulsado después de finalizado el partido que Brasil perdió 1-0 ante Colombia, en el que arrojó un balón al defensa Pablo Armero e insultar en los vestuarios al árbitro chileno Enrique Osses.

La Conmebol lo suspendió cuatro partidos, que le haría perderse el resto del torneo aún si Brasil llegaba a la final. Y mientras la CBF preparaba la defensa de la que después desistió, Neymar entrenó normalmente con el resto del equipo.

«Esperé con mucha fe y esperanza hasta este momento por la posibilidad de aún poder actuar con la selección brasileña en la Copa América, infelizmente no será posible. Es terrible entrenar sin prepararme para algo y esa situación podría llevarme a una lesión accidental», agregó el astro del Barcelona.