Niño de 11 años mató a su amiguito de 10 cuando jugaba con un pistola

Dos menores de edad y un adulto permanecen en calidad de detenidos en el despacho del Cicpc Guayana, tras el asesinato del pequeño que murió al recibir un tiro en el pecho.

0
629

Una vereda del sector Santiago Mariño II de Vista al Sol, en San Félix, fue el escenario donde ocurrió el terrible hecho que acabó con la vida de un estudiante de 5to grado de primaria.

El suceso quebrantó la vida de los lugareños al ver al pequeño como agonizaba frente a ellos a causa de un juego de niños.

El reloj daba casi las 6:00 de la tarde de este sábado y varios menores –entre hembras y varones- jugaban libremente por el sector, como se acostumbra. Cuando una sola detonación puso en alerta a los moradores de que algo sangriento había trascendido.

Esta vez no se trataba de algún hecho delictivo en el perímetro, el autor de 11 años reconoció que jugando accionó una pistola en contra de su vecinito.

Presuntamente, el niño que manipuló el arma le dijo al hoy occiso que le mostraría algo que tenía guardado en casa de la abuela. Allí mismo en la vereda, desde una ventana de la vivienda donde el menor reside con sus familiares, asomó un arma de fuego para mostrársela a su compañero de juego y haló el gatillo.

Esdras Alexander Salazar Domínguez, de 10 años, se desplomó en el sitio tras recibir un tiro certero en el lado derecho de su pecho.

Los infantes involucrados viven en el sector, por ende sus familiares no tardaron en conocer sobre la tragedia y correr en ayuda del herido. Cargaron con él y en un carro particular lo trasladaron hasta el ambulatorio de Vista al Sol pero el esfuerzo fue infructuoso, Esdras llegó sin signos vitales.

Ambas familias quedaron conmocionadas por el caso pero así mismo reconocen en sus versiones que la muerte de Esdras fue accidental. La responsabilidad recaería en quien ocultaba un arma cargada en la vivienda del niño de 11.

LOS DETENIDOS

Una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) arribó al sitio donde se consumó el suceso para realizar la inspección y proceder de manera preliminar a la detención de los involucrados.

La investigación apunta directamente a determinar de quién era el arma que maniobró el niño y que de antemano sabía que estaba oculta en su residencia. Sin embargo, hasta ahora no hay respuesta de esto.

El parte de la policía científica indicó que se realizó la aprehensión preventiva del pequeño de 11 años porque es el autor directo del homicidio, pero es un caso que repercute en varios factores que deberán indagar los sabuesos.

Así mismo se conoció sobre el arresto de un adolescente de 14 años y su hermano, identificado como Antonio José Silva, de 30 años.

Estos detenidos residen en la vivienda junto con el niño que ejecutó el disparó y según una fuente del Cicpc, fueron arrestados por ocultar el arma incriminatoria de lo que se presume cierta culpabilidad en el hecho. Están presos y a órdenes del Ministerio Público.

De forma extraoficial se supo que el niño conocía que un adulto de su casa tenía esa pistola y en su asombro por el arma, quiso mostrársela a sus amiguitos del barrio. El resto de vecinitos fueron testigos del terrible hecho pero nadie más resulto afectado.

Una pesadilla

Eso es lo que están viviendo los padres y familiares del hoy occiso: una pesadilla. Esdras Alexander Salazar Domínguez era hijo único hasta hace tres meses que le había nacido un hermanito.

Estudiaba 5to grado de primaria en la Escuela Básica Municipal Antonio Pinto Salinas y a diario, compartía con el compañerito que le quitó la vida, que también estudia en la referida institución pero 6to grado.