“No es bueno que Oceanía tenga media plaza mundialista”

0
57

Después del golpe que recibió la FIFA en las últimas horas por el proceso de investigación por corrupción abierto por la Justicia de Estados Unidos, hay un hombre feliz en Zurich. El suizo Joseph Blatter fue reelecto como presidente del organismo madre del fútbol, en el que ya lleva 17 años al frente, y en sus primeras palabras luego de la elección le dejó un mensaje duro a la Conmebol, que le soltó la mano y votó al príncipe jordano Ali bin Hussein. “No es bueno que Oceanía tenga media plaza mundialista”, lanzó el reelecto titular. Este sábado, justamente, el Comité Ejecutivo analizará las plazas que tendrán las federaciones en los Mundiales de Rusia y Qatar.

“Habrá más respeto para las confederaciones. Oceanía solo tiene una parte y hay que hacer algo. No es justo”, dijo Blatter, en palabras que resuenan por estas latitudes. Este sábado, en la reunión extraordinaria del Comité, los principales puntos de debate serán la composición del Comité Ejecutivo de la FIFA así como la distribución por confederaciones de las plazas para las Copas Mundiales de la FIFA Rusia 2018 y Qatar 2022. Desde hace un tiempo, y sobre todo después de la leve sanción de la Conmebol a Boca por los incidentes contra River por la Copa Libertadores, se habla con fuerza de la posibilidad de que Sudamérica pierda su media plaza extra (la que le permite al quinto mejor equipo jugar un repechaje) que ostentó hasta el último Mundial.

Sobre el escándalo que golpea por estos días al organismo, Blatter fue optimista y afirmó que lograrán que “la FIFA retome el curso”. “Tenemos problemas por resolver pero llevaremos a la FIFA a puerto seguro. Cuatro años atrás tuve muchos problemas que resolver. Al final de mi mandato le entregaré a mi sucesor una FIFA muy fuerte”, aseveró.

Políticamente correcto, Blatter felicitó a su contrincante y les agradeció a aquellos que lo votaron para que continúe en su mandato hasta 2019. “Felicito al príncipe Ali porque ha sido un gran contendiente”, dijo. Y completó: “Gracias por elegirme nuevamente por los próximos 4 años. Tenemos que hacer frente a problemas de la organización. No soy perfecto, nadie lo es, pero juntos haremos una buena labor, adelante”.