No hallan pólvora en manos de fiscal muerto en Argentina

0
97

Buenos Aires.- No había restos de pólvora en las manos del fiscal Alberto Nisman, hallado muerto el domingo por un disparo en la sien, en vísperas de explicar ante el Congreso una denuncia de encubrimiento contra la presidenta Cristina Kirchner, en un caso que estremece a Argentina.
Tras la muerte de Nisman, que acusó el miércoles 14 a Kirchner y a su canciller Héctor Timerman de encubrir a Irán en la causa por el atentado antisemita de 1994, el Gobierno, jueces y ciudadanía reclamaban este martes aclarar un deceso investigado como suicido o «instigación al suicidio».
El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, pidió que se investigue «hasta las últimas consecuencias» la muerte del fiscal, y garantizó «todo el apoyo institucional» para su esclarecimiento.
Viviana Fein, la fiscal que investiga la muerte de Nisman, reveló que «el resultado del barrido electrónico de la mano de Nisman lamentablemente dio negativo, pero no es un resultado inesperado», declaró a radio Mitre sin descartar suicidio.
Fein dijo que en caso de armas como la calibre 22 que, según la investigación dio muerte al fiscal con un tiro en la sien derecha, es usual que no se encuentren restos de pólvora.
Kirchner volvió este martes a utilizar Facebook para reflexionar sobre el suceso que desde la madrugada del lunes sumió a Argentina en una tormenta de sospechas que sobrevuelan desde el oficialismo a la oposición.
«Creo que lo más importante es advertir que se intenta hacer con el Juicio de encubrimiento lo que se hizo con el juicio principal 21 años atrás: desviar, mentir, tapar, confundir», dijo en referencia a la causa por el ataque a la mutual judía AMIA, que dejó 85 muertos y 300 heridos en 1994.
«Los delitos no tienen razones, solo tienen móviles, y en Argentina todavía debemos explicar lo más obvio y simple», concluyó Kirchner.
Desde marzo de 2012, espera fecha un juicio contra el expresidente Carlos Menem (1989-1999) acusado de «encubrimiento agravado» de la llamada «conexión local», en el que estará también en el banquillo el extitular de la Delegación de Asociaciones judías DAIA Rubén Beraja, entre otros.

DESCLASIFICADOS VS DESCONFIANZA
La ciudadanía duda del suicidio; líderes de opinión, dirigentes gremiales y políticos evitan la palabra asesinato y optan por hablar de «suicidio inducido» como causante de la muerte del fiscal.
El lunes, la oficina de la Presidencia anunció la desclasificación de información de Inteligencia relacionada con la investigación del atentado de 1994, solicitada la semana pasada por Nisman.
Grupos de oposición convocaron con éxito a miles de personas en varias ciudades del país, especialmente en la Plaza de Mayo, que con el lema «Yo soy Nisman», pidieron justicia.
Cacerolazos y bocinazos se escucharon en la capital, casi a la misma hora en que Kirchner divulgó una carta en Facebook y Twitter, las redes donde corrieron cadenas durante la jornada llamándola #CFKasesina, entre otros insultos.
El gobierno considera sospechoso que el fiscal haya interrumpido sorpresivamente vacaciones familiares en Europa para presentar la semana pasada una denuncia de 350 hojas que involucra a Kirchner.

DENUNCIA DE UN DIFUNTO
El juez Ariel Lijo, quien recibió la denuncia de Nisman, también dispuso medidas urgentes para preservar los 300 discos compactos con las escuchas telefónicas en las que se basa el pedido de indagatoria de Kirchner.
La semana pasada, cuando la denuncia de Nisman sorprendió a los medios y enojó al gobierno, se indicó que Lijo estaba de vacaciones hasta febrero y su suplente no tomó el caso.
La firma en enero de 2013 de un memorándum de entendimiento con Irán -denunciado como «inconstitucional» por organizaciones judías- tensó las relaciones, que eran buenas, entre el gobierno kirchnerista y esta comunidad, la mayor de América Latina. AFP

EL «DANILO ANDERSON» ARGENTINO
El portal Diario Las Américas publicó un artículo especial escrito por Lolybel Negrín Pantoja, donde asegura que «es común en Latinoamérica que fiscales, jueces y abogados sean víctimas de atentados e incluso asesinatos por parte del hampa común, lo que no es tan usual es que fiscales o jueces que lleven casos contra figuras públicas importantes resulten asesinados en extrañas condiciones. El fiscal venezolano Danilo Anderson (2004), cuya muerte todavía no ha sido esclarecida, y el fallecimiento del fiscal argentino Alberto Nisman presentan algunas similitudes y diferencias interesantes de resaltar».

COINCIDENCIAS
Los dos fueron asesinados en extrañas circunstancias.
Los dos llevaban casos muy importantes y publicitados en su país.

DIFERENCIAS
La fiscal Viviana Fein dijo que el decano de la morgue judicial aseguró que en la muerte de Nisman no hubo intervención de terceras personas. Es decir, todo indica que se trata de un caso de suicidio.
En el caso de Anderson siempre se habló de un asesinato, víctima de dos bombas colocadas en su vehículo el 19 de noviembre de 2004. Y aunque hay tres personas condenadas (hermanos Guevara y Bautista Guevara), falta determinar quién o quiénes son los autores intelectuales. Aún el caso no se ha esclarecido.