No podía con la responsabilidad de ser madre

0
82

Problemas con su pareja y la falta de recursos económicos fueron los motivos que tuvo Jennifer Jiménez, para entregar su hija a otra mujer que no puede concebir.

Aunque dicen que el amor de una madre es infinito y que la sangre de un familiar es más fuerte que cualquier obstáculo para el ser humano, la realidad que golpea cada día a Venezuela pareciera indicar lo contrario. Casos de madres que regalan sus hijos a otras familias, se ven con más frecuencia en un entorno que, agobiado por la situación del país, desnaturaliza el desarrollo del núcleo familiar.

Tal es el caso de Jennifer Del Carmen Jiménez Márquez, de 20 años, quien decidió entregar su hija, de nombre Javiennys Viamonte, a una mujer oriunda de Caracas, por supuestamente no tener los recursos para criar a la pequeña de apenas nueve meses de edad.

De acuerdo con las declaraciones de los funcionarios adscritos al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Márquez había discutido con su esposo días atrás y estaban a punto de separarse, presuntamente, la falta de dinero la motivó a tomar esta desesperada acción.

POR LAS REDES SOCIALES

La noticia del secuestro causó gran conmoción en la población guayanesa, que difundió masivamente la información por las distintas redes sociales, atrayendo el interés de gran parte de los venezolanos, que seguían atentos cada detalle de lo sucedido.

El Cicpc interrogó a la madre, quien acorralada por los funcionarios y por la presión mediática, no tuvo otro remedio que decir toda la verdad de lo ocurrido. Aclaró que el secuestro era mentira, y que lo hizo por temor a que su esposo se separara de ella, dejando en sus manos la responsabilidad absoluta de la niña.

TODO POR 2 MIL BOLÍVARES

A la mujer no le importaba el dinero que le ofrecía la señora que iba a encargarse de la niña, sino desprenderse de la responsabilidad de ser madre y los gastos que eso conlleva. Los 2 mil bolívares que recibió Márquez eran para los gastos de traslado.

DETENIDAS

Hasta el momento, Jennifer Márquez está detenida en la sede del Cicpc en San Félix; de igual manera, la mujer que tenía a la pequeña de 9 meses permanece recluida en un Centro de Coordinación Policial de Los Teques, estado Miranda. Con respecto a la niña, fue trasladada hasta la Casa Hogar Santa Ana, ubicada en la localidad de San Antonio, en los Altos Mirandinos.