Nuestros usuarios opinan: el futuro de las empresas básicas

0
102

El pasado 17 de abril el primer mandatario nacional, Nicolás Maduro, se reunió en la Central Hidroeléctrica Francisco de Miranda, Caruachi, con el gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez. A esta reunión asistieron los trabajadores de las empresas públicas de la región para escuchar las palabras del Presidente.

Este día, el Ejecutivo nacional anunció decisiones importantes respecto al futuro de las empresas básicas de Ciudad Guayana, por ello consultamos la tendencia de opinión en nuestros usuarios con la siguiente encuesta: ¿Cree positivos los anuncios en materia de empresas básicas realizados por el presidente Nicolás Maduro? A la que el 74 % de los lectores respondieron que sí, frente a un 26 % que no cree que estas decisiones sean positivas.

Entre estas decisiones está la preaprobación de 46 proyectos para la Corporación de Aluminio y 36 para la del Hierro y Acero, de acuerdo a lo dicho por el gobernante, se invertirán «mil 207 millones de dólares y más de 2 mil 288 millones de bolívares». De igual manera anunció la necesidad de crear una Ley Habilitante para la Gestión de las Empresas Básicas, para así controlar la producción de cada una.

El Jefe de Estado ordenó la reactivación del Plan Guayana Socialista con el objetivo de «producir, crecer y desarrollarnos para el país, para sustentar las misiones socialistas y para elevar la calidad de vida de los trabajadores de Guayana». También anunció un nuevo plan de jubilaciones para el cual serán invertidos más de 600 millones de bolívares, indicando que este monto será destinado a pagar «una deuda acumulada» que mantiene la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) y las corporaciones Siderúrgica y del Aluminio. Aprovechó esta oportunidad para manifestarles a los trabajadores que el lunes 19 de abril llegarían 50 nuevos autobuses para las líneas internas de la CVG.

En los últimos años estas empresas han generado pérdidas financieras, trabajan al mínimo y han estado plagadas de problemas, a pesar de haber sido catalogadas como «hechas en socialismo», la producción ha ido disminuyendo y las nóminas de los trabajadores, abultándose. De acuerdo a la Memoria y Cuenta de 2014 del Ministerio de Industrias, Sidor produjo 1 039 675 toneladas de acero, lo cual representa el 22 % de la cuota que podría producirse anualmente; en Alcasa bajó en 72,25 %; el rendimiento de Bauxilum ha sido el segundo más bajo desde 2010, llegando solo a las 660 195 toneladas; la producción de Carbonorca estuvo a un 18 % de su capacidad, con 35 766 toneladas; Venalum produjo 109 536 toneladas de aluminio primario, lo cual corresponde al 25 % de lo debido; por su parte, Ferrominera alcanzó la producción de 11 008 353 toneladas de mineral de hierro, representando el 48 % de la capacidad instalada. Todos estos aspectos negativos han sido atribuidos a una mala gestión, a la baja ejecución de inversiones y a la corrupción imperante dentro de las empresas.