Nueva prueba evita cirugías innecesarias de tiroides

0
144

El de tiroides es el cáncer endocrinológico más frecuente y, a pesar de que, en la mayoría de los casos, no produce ningún síntoma, su signo principal es un bulto o nódulo en la tiroides que, generalmente, es descubierto durante un examen físico de rutina.

Aunque los nódulos tiroideos son muy comunes, la minoría tiene células malignas y su diagnóstico se hace en base al resultado de la punción de tiroides del nódulo tiroideo sospechoso o después de que el nódulo es extirpado con cirugía.

En ocasiones, cuando se realiza la punción, el citopatólogo no puede pronunciar un diagnóstico definitivo, sea maligno o benigno. Por ello, usualmente a la mayoría de los pacientes se les recomienda una cirugía para remover la tiroides a pesar de que, luego del procedimiento, más de 70% de estos nódulos resulten siendo benignos.

Con el fin de evitar operaciones «innecesarias», Southgenetics (www.southgenetics.net), empresa asociada a laboratorios de genética, trajo a Venezuela su prueba Afirma GEC: Clasificador de la Expresión de Genes, capaz de proporcionar una respuesta para resultados ambiguos.

Afirma GEC: Clasificador de la Expresión de Genes mide el nivel de actividad de los genes dentro de las células en cada nódulo y lo clasifica como benigno (riesgo de cáncer menos de 5%) o sospechoso de cáncer (riesgo de cáncer más de 50%). Los resultados permiten al médico hacer recomendaciones basadas en mejor información.

«Para poder realizar la prueba, el médico debe hacer un nuevo aspirado con aguja fina para extraer la muestra de células nodulares, que será enviada a un laboratorio en Estados Unidos. Ahí se hace un análisis molecular que mide la actividad de 167 genes, con alto valor predictivo negativo de hasta 96 %», dice Rodny Sebastiani, gerente general de Southgenetics para Panamá, Venezuela y Colombia.

Las cirugías de tiroides traen complicaciones al paciente como pueden ser medicación de por vida, problemas en cuerdas vocales, aumento de peso, pérdida de cabello, disminución del deseo sexual, depresiones, cambios de ánimos y pérdida de memoria.