Nuevo sistema cambiario significa devaluación

0
82

El presidente de Fedácamaras, Jorge Roig, señaló que el nuevo sistema cambiario significa una nueva devaluación, pero reconoció que el Simadi tiene aspectos positivos.
Celebró que el Gobierno reconozca la fuerza del mercado, al tiempo que afirmó que persisten muchas dudas al respecto como el no haber hablado de deuda con los sectores. «Esto es algo que se debe atender».

Sobre el Sistema Marginal de Divisas (Simadi), resaltó la importancia de mantener la oferta suficiente para cumplir con las necesidades de la economía. Estimó que este sistema cambiario no va a normalizar el abastecimiento, acaparamiento, la especulación y el contrabando», precisó.
Explicó que será un problema para fijar los precios en los productos y servicios, puesto que podrán comprar en Sicad y en las casa de cambio con dos tasas totalmente distintas. «Apostamos a un tipo de cambio libre y se desmonte gradualmente el control cambiario».
Informo que hoy jueves se reunirán con el presidente de Fedeindustria y actual comisionado especial del Estado Mayor Económico, Miguel Pérez Abad, en la sede de Fedecámaras para presentarle sus propuestas.

NO ATACAN CAUSAS DEL ACAPARAMIENTO
Roig considera que los grandes cambios diferenciales entre el dólar a 6.30, la tasa de 12 bolívares y el cambio que registre la bolsa de valores no atacarán las causas de fondo de la distorsión en los mercados
Advirtió que no hay cambios sustanciales en los tramos 1 y 2. «Se dijo que la asignación va a ser para empresarios responsables, educados y comprometidos, pero ¿quién evalúa esa calificación?».
Mientras que Aurelio Concheso, de la organización empresarial, cree que el Gobierno debe hacer un esfuerzo para establecer un sistema que permita la asignación y liquidación de las divisas oportunamente
El presidente de la comisión laboral de Fedecámaras manifestó que el nuevo sistema marginal alivia a la economía para reactivar la producción. «El hecho que se haya abierto un mercado libre, si efectivamente es libre, es algo positivo en la dirección que va», señaló.
«Aquí hemos llegado a pensar que la divisa es para importar, la economía no es para las importaciones sino para múltiples transacciones, muchas de las que generan productividad no son importación de un bien físico sino de un conocimiento cultural».
Por su parte, el vicepresidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, dijo que el problemas de la colas es complicado.»En estos momentos hay un sistema cambiario de las ama de casa, si tengo café y tú tienes harina cambiamos. Eso sucedió mucho en las economía de guerra».