O Maduro se va o muere Venezuela

0
102

El país está desbordado por la crisis en todos sus niveles: económico, político, social y moral. Ya no hay ningún espacio en el que la espantosa quiebra de Venezuela no haya encontrado el camino hacia el abismo.

 

Es tal la magnitud de lo que estamos viviendo que, ante la llamada industria del “bachaqueo”, el gobierno ha quedado inerte ante una evidente situación –aquella que supera la inflación 10, 20 o más de 30 veces con precios especulativos sobre los escasos productos que pueden encontrarse, de higiene personal y autopartes–, al punto que hasta las redes de comercialización pública fueron invadidas por sus “revolucionarios” gerentes.

Los dólares son manejados al antojo de inescrupulosos funcionarios que, con empresas de maletín y banqueros corruptos, han encontrado la mejor manera de comprarlos con ínfimos precios para después sacudirlos en el mercado negro, y con ello arruinar una economía que simplemente se ha quedado sin oxígeno para poder, cuando menos, que una población menguada y empobrecida tolere el hambre del día al día.

Por si fuera poco, la crisis asistencial liquida la salud de un país. El zika, el Guillain-Barré, así como la necesidad de medicinas prácticamente convierten al país en una letrina de enfermedades. ¿Un pueblo condenado a morir?

El tiempo se hace explosivo. La revolución bolivariana ha muerto, habrá que resucitarla. Por ahora (…) el debate es la nación. O Maduro se va, o muere Venezuela. ¿Lograremos salvar a la patria?

@jvivassantana