OEA insistirá para estar en los comicios del 6D

0
127

La Organización de Estados Americanos (OEA) está insistiendo enormemente ante el Gobierno venezolano para que le permita observar las elecciones legislativas del próximo 6 de diciembre, que se prevén conflictivas, aseguró el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

«Los niveles de desconfianza entre Gobierno y oposición hacen necesario un garante reconocido para este proceso» electoral, alegó. «El nivel de insistencia» de la OEA «es enorme, descomunal» para que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro autorice la observación de los comicios, lo que puede garantizar «de una manera fidedigna el resultado» y evitar «cualquier conflicto posterior».

Los ánimos ya están caldeados. Señalamientos de sabotaje en las parlamentarias se han escuchado en las últimas semanas de parte de chavistas y opositores.

El funcionario internacional dijo que la OEA busca que la «próxima elección en Venezuela no tenga las características postelectorales que tuvieron las dos últimas, en las cuales muchos venezolanos de ambas partes murieron».

Con respecto a la negativa del gobierno venezolano y del Consejo Nacional Electoral, de permitir observación internacional en las parlamentarias, aseveró que seguirán insistiendo y que sus razones siguen siendo evitar «problemas».

PUNTO DE INFLEXIÓN

En entrevista para un medio colombiano, Almagro dijo: «La OEA hizo un ofrecimiento para observar las elecciones legislativas del 6 de diciembre. Sería importante para todos los venezolanos que una organización como esta garantizara de una manera fidedigna el resultado y que evitara cualquier conflictividad posterior. El 6 de diciembre, como en cualquier elección en nuestros países, es un punto de inflexión y por eso el proceso tiene que ser el más transparente y el más legítimo. Los niveles de desconfianza, que son públicos, entre gobierno y oposición, hacen necesario un garante reconocido para ese proceso».

NO, ES NO

Desde Nueva York, Nicolás Maduro le dio un «no» contundente a la oferta de Luis Almagro -en pie desde hace un mes- de enviar una misión de observación electoral para los comicios parlamentarios del 6 de diciembre. Y, de paso, a los de otros organismos internacionales también. Venezuela «no es monitoreada ni será monitoreada por nadie. No lo aceptaremos jamás, por nadie», dijo el mandatario venezolano en la sede de la ONU.