OLP entró a El Cují

0
106

Caracas.- Con gritos amplificados por un megáfono despertaron a las familias del sector El Cují, en el kilómetro 3 de la carretera Panamericana, este viernes a las 4:00 de la mañana: 600 efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) se desplegaron en el sitio para iniciar el Operativo Liberación y Protección del Pueblo (OLP), según se informó a través de un comunicado del Ministerio para Relaciones Interiores Justicia y Paz.

No hubo enfrentamientos a tiros, allanamientos, ni detenidos con antecedentes policiales o solicitud de tribunales. El operativo de seguridad, que contó con tanquetas y funcionarios con equipo antimotín, se desarrolló para sacar a las 200 familias que desde hace más de 26 años vivían en El Cují, en ranchos y viviendas precarias. La única resistencia fue la de algunos habitantes que se negaban a ser desalojados por las autoridades.

«A las 4:00 de la mañana un GNB empezó a gritar por el megáfono, nos pedía que subiéramos con nuestra cédula para anotarnos en la lista. Luego comenzaron a tocar las puertas para que sacáramos las cosas», narró Carla, una mujer que tiene tres años viviendo en la comunidad con su hijo, esposo y dos parientes más.

Los habitantes dijeron que a las 6:00 de la mañana, aproximadamente, se llevaron detenidas a cinco personas por protestar. Aseguraron que eran parte de un grupo de vecinos que intentó trancar el paso por la carretera Panamericana para impedir el acceso de los tractores que demolerían las viviendas.

Después de la revuelta, llegó la resignación. A las 11:00 de la mañana, la mayoría de los residentes ya tenían sus electrodomésticos y muebles marcados con su nombre y número de teléfono, para evitar que se perdieran en el traslado. Los artefactos estaban apilados fuera de las viviendas, sobre un piso de tierra y piedras, mientras que los niños jugaban y los adultos esperaban su turno para montar los «corotos» en los camiones.