ONU denuncia asesinato de 69 activistas en Colombia

0
59

“Nosotros llevamos un registro de 69 asesinados hasta la fecha este año. Eso es muy alarmante”, dijo el coordinador residente de la ONU en Colombia, Fabrizio Hochschild, al detallar la cantidad de defensores de derechos humanos y dirigentes sociales y políticos que perdieron la vida en estos ocho meses.

“A la misma fecha el año pasado eran 35, eso quiere decir que este año la tendencia está por doblarse y eso es un retroceso muy importante, muy lamentable en términos de protección a líderes sociales, líderes comunitarios”, aseguró el responsable en una rueda de prensa en Bogotá.

La cifra aportada por Hochschild incluye 38 defensores de derechos humanos asesinados en lo que va de año, reportados por la ONG colombiana Somos Defensores, más los homicidios de “líderes sociales y políticos” contabilizados en Colombia por la ONU.

Hochschild dio detalles sobre grupos especialmente afectados por las amenazas y asesinatos, y entre ellos destacó a “líderes de la izquierda a nivel local”, cuya situación preocupa al organismo especialmente de cara a las elecciones regionales del próximo octubre, y a “representantes afrodescendientes de los consejos comunitarios en la región Pacífico” (oeste).

En la región Pacífico actúan diversos grupos ilegales que hacen parte del conflicto armado que azota a Colombia desde hace más de medio siglo, incluidas guerrillas de izquierda y bandas narcotraficantes que aprovechan la salida al mar como corredor de drogas.

LLAMADO A LAS AUTORIDADES

Ante el creciente número de homicidios, Hochschild instó este miércoles a las “autoridades nacionales y a la fuerza pública a usar todas sus capacidades de inteligencia y judiciales, para no solo proteger a esas personas, sino ir más allá y asegurar que se pueda judicializar a los responsables”.

220 MIL MUERTOS

En el conflicto armado han participado guerrillas de izquierda, paramilitares de derecha, bandas narcotraficantes y agentes del Estado, con un saldo de al menos 220 mil muertos y más de seis millones de desplazados, según cifras oficiales.