ORQUESTAS Y SONEROS

0
553

PERO QUE SABOR CON LA TÍPICA 73

Era la mejor banda de la época en el año de 1978 en la ciudad de New York y surgió , cinco años antes de esa fecha, de una escisión de la orquesta del percusionista, Ray Barreto, quien para la época estaba más avocado a la actividad jazzística y mostraba su escaso interés en tocar bailes con su propio grupo en diversos escenarios estadounidenses e internacionales .

De allí que Johnny Rodríguez, principal mentor de La Típica 73 , decidió agruparlos llevar como líder vocal, a Adalberto Santiago y tocar en matinee, en un Club de Manhattan, que llevaba por nombre el “ Andyni´s” , que quedaba en la calle 63 con calle 80 de la ciudad de New York y fue fruto de unos “ thrusday nights jam sesión”, ( bailes los días lunes y martes) en donde se cobraba la entrada (cover) y de lo que se obtuviera se lo distribuían los músicos igualitariamente.

En ese momento de la historia musical afrolatina, sin acuñar el nombre, todavía, de Típica 73 . Pero los bailes de esa agrupación  se llenaban y la cosa iba cambiando,para bien
Para los arreglos musicales se copiaron esquemas rítmicos y armónicos, con un toque de modernidad,de grupos clásicos musicales cubanos, y de modernos como Irakere, Los Van Van, de Cuba .

 El ingreso del pianista Sonny Bravo, quien estaba con la orquesta del cubano José Fajardo, permitió el reacomodo al estilo de la música de la isla de Cuba, pero con mayor modernidad, lo que gustó realmente al público.

 Ya cuando la banda estaba bien ajustada,se decidió organizar un viaje a la Habana Cuba, durante la administración del ex pdte Jimmi Carter, en pleno brillo musical de ese momento, de la agrupación.

Cuando ya eran unas estrellas musicales del sello Fania, Rodríguez hizo contacto con una empresa de tours hacia la isla cubana, dada la apertura de la administración Carter y planificaron el nombrado viaje a la isla de los hermanos Castro.

Sus comienzos en el mundo del disco fueron con el sello INCA. Fue una época de tanto brillo musical que era una banda fija en ser contratada por la colonia cubana en New Jersey , New York y Miami. Por su ejecución perfecta de danzones, guarachas, mambos y cha-cha.

Solo cambió el panorama económico para La Típica 73, cuando el famoso viaje a La Habana, que generó el repudio del exilio cubano y dejaron de contratarlos.

Hasta Celia Crúz, le quitó el habla a Johnny Rodriguez director de la Típica 73, cuando se enteró del viaje a la Habana y el aporte del sello Fania de una consola de 16 canales al sello Egrem.

Tuve la extraordinaria oportunidad de viajar a New York, en el año de 1979, y adquirí ese disco que forma parte de mi colección particular y me da pie a escribir unas líneas sobre esta extraordinaria producción y trayectoria musical de esta banda LA TIPICA 73.

En cuanto a los cantantes, arrancaron con Adalberto Santiago, quien poco tiempo después se unió al timbalero , Orestes Vilato y fundar Los Kimbos, después ingresó Camilo Azuquita, quien solo grabó un disco y se fue.

Luego llamaron a Tito Allen quien lo llamó Ray Barretto a su orquesta y se despidió hasta que ingreso, el Canario José Alberto, a instancias del trombonista dominicano, Leopoldo Pineda.

Armando Gruber Bolívar