Pánico en Brasil por fiebre amarilla y carne adulterada

0
197

Río de Janeiro.- Regina salió de su casa a las 4H30 de la mañana pero, incluso así, no logró vacunar a sus tres hijos contra la fiebre amarilla que genera pánico en Brasil, donde ya provocó más de 130 muertes este año.

Desde la confirmación el miércoles de la primera muerte vinculada a la fiebre amarilla en el Estado de Rio, donde viven más de 16 millones de habitantes, la inquietud se apodera de la población, pese a que las autoridades locales intentan calmar a la gente.

La campaña de vacunación comenzó oficialmente el jueves, pero está limitada a las 25 ciudades situadas en el norte de la región administrativa de Rio, en la frontera con los Estados vecinos de Minas Gerais y Espirito Santo, los más afectados por la epidemia.

Entre tanto, en la capital Brasilia, el presidente Michel Temer convocó para este domingo una reunión de emergencia junto a ministros y representantes de frigoríficos para tratar el escándalo de productos adulterados que podría afectar la imagen del mayor país exportador de carne del mundo.

La reunión fue convocada “en función de los últimos acontecimientos” y contará con la presencia de los ministros de Agricultura, Blairo Maggi, y de Comercio Exterior, Marcos Pereira, dijo a la AFP una portavoz del Palacio de Planalto.

Luego Temer recibirá a “representantes de frigoríficos”, añadió.

Una investigación policial de dos años destapó el viernes un esquema corrupto en el que inspectores sanitarios supuestamente recibían sobornos para autorizar la producción de alimentos no aptos para el consumo.

Anuncia con Nosotros