Pareja guayanesa tiene su primer descendiente en diáspora chilena

0
1067

Gerardo Rafael Fermín y su esposa María Victoria Medrano de Fermín, cubrieron de alegría y esperanza sus vidas este 15 de febrero, con el advenimiento de Mía, su primera hija y descendiente.

En medio de la muy íntima emoción que envuelve, estar fuera de su país por imperativo de las circunstancias excepcionales que hoy día sacuden la vida venezolana, una joven pareja guayanesa, conformada por Gerardo Rafael Fermín Carrillo y María Victoria Medrano González, se vio cubierta por un manto de alegría y esperanza, debido al nacimiento este pasado 15 de febrero, de su primer descendiente.

Mía Fermín Medrano, una hermosa niña que nació pesando tres kilos y quinientos ochenta gramos, en el Hospital Clínico “San Borja Arriarán” de la ciudad de Santiago de Chile, lleva por nombre el producto de su amor y de su unión matrimonial, llevada a efecto en la Parroquia Unare de Ciudad Guayana, semanas antes de su viaje a la aventura común en la hermana patria adoptiva de Don Andrés Bello y cuna de Bernardo O’Higgins y de Pablo Neruda, donde fueron acogidos con gratificante y comprometedora solidaridad Latinoamericana.

Mía, nació con el sello de la tradicional y admirada belleza de la mujer venezolana y al calor de la diáspora familiar, que involucra también a sus tíos Dilisbhet y Luís Alberto Medrano González, a su tío político Jhoney Giménez, a sus primos Sahir Giménez Medrano, Nestor Luis Medina Medrano y David Alejandro Medrano Díaz, de algunos compatriotas y amigos.

Desde el cielo, su abuelo Diomar Medrano González se regocija y acá en la tierra, sus bisabuelos Alberto Medrano Matos y Odilis  González de Medrano, junto a sus tías Diorgelis y Eleidis Medrano, sus tíos-abuelos, primos y demás familiares y amigos, celebran con enorme alegría el acontecimiento.Bienvenida al mundo pequeña Mía…! NMM.