Partidizar a la FANB le ha costado caro al país

0
88

El presidente nacional de Copei Roberto Enríquez afirmó que «ver al Alto Mando Militar gritando ¡patria socialista!, evidencia como han convertido a la Fuerza Armada en un partido político».

Explicó que poner a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana al servicio del socialismo «relaja y quiebra» su mandato constitucional y viola la carta magna. «Es traicionar al pueblo».

Durante la juramentación de la fuerza misionera en el estado Yaracuy, Enríquez explicó que poner a la FANB al servicio del socialismo relaja y quiebra su mandato constitucional y viola la carta magna. «Es traicionar al pueblo». Indicó que la hoja de ruta para el país comienza por lograr la victoria en las venideras elecciones parlamentarias, para así poder recortar el período presidencial y eliminar la reelección indefinida de cara a un nuevo gobierno. «Unidos se puede».

Enríquez señaló que «si el Gobierno no quiere cambiar el proyecto, el pueblo tiene todo el derecho de cambiar al Gobierno, pues el modelo socialista sí fracasó en Venezuela».

«Vamos a reencontrarnos con el pueblo, vamos a decirle al pueblo tú eres el soberano, no el que está hoy en Miraflores, no permitamos que el Venezolano se acostumbre al mal», precisó el representante de la tolda verde.

El artículo 328 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana es una institución profesional, organizada por el Estado para garantizar la independencia nacional que no puede estar involucrada en militancia partidista; por lo que para el presidente de nacional de Copei, Roberto Enríquez, ver como el alto mando militar grita: ¡Patria socialista! evidencia como la FANB es un partido político.