Polémica sobre Rusia resurge: Ministro de Trump acusado de mentir

Congresistas pidieron este jueves la renuncia inmediata del secretario de Justicia, Jeff Sessions

0
299

Washington.- El gobierno del presidente estadounidense Donald Trump cayó este jueves en un nuevo escándalo sobre sus presuntos lazos con Rusia durante la campaña electoral, tras revelaciones de que uno de sus ministros mintió sobre sus encuentros con el embajador de Moscú en Washington.

Líderes de la oposición demócrata pidieron la renuncia del Fiscal General y secretario de Justicia, Jeff Sessions, luego que éste confirmara que se reunió dos veces con el diplomático ruso, en clara contradicción a su testimonio ante el Senado en su investidura.

Jeff Sessions, un ultraconservador de 70 años y uno de los primeros apoyos de Trump en el Partido Republicano, reconoció haberse reunido con el embajador ruso, Sergey Kislyak, en julio y en septiembre, contrariamente a lo que había declarado ante el Senado en su investidura. Pero afirmó que los encuentros tuvieron lugar en el marco de sus funciones de senador y no como asesor de Trump.

En enero, en las audiencias del Senado, bajo juramento, Sessions había afirmado que «no tenía contactos con los rusos».

«Cuando sea adecuado»

«Nunca me he reunido con un responsable ruso para discutir una campaña política», dijo Sessions la mañana del jueves a la cadena NBC.

La Casa Blanca confirmó los encuentros de Sessions pero afirmó que no había hecho nada reprochable, estimando que las revelaciones del Washington Post eran un nuevo «ataque» demócrata contra Trump.

«Sessions se reunió con el embajador en su calidad oficial de miembro de la comisión de las fuerzas armadas del Senado, lo que es completamente coherente con su testimonio», afirmó un responsable de la Casa Blanca.

Se trata de un nuevo «ataque de los demócratas contra la administración Trump», agregó.

Frente a su casa este jueves, el exsenador declaró a NBC: «He dicho que, cuando sea adecuado, me recusaré (de la investigación). No hay dudas sobre eso».

En Moscú, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo no estar al tanto de esos encuentros, pero subrayó que «el trabajo del embajador es tener la mayor cantidad de encuentros posibles, incluso con los representantes del poder ejecutivo y legislativo del país».

Piden renuncia

En el Capitolio la presión aumenta, incluyendo desde sus propias filas. Dos pesos pesados del Partido Republicano, Jason Chaffetz y Kevin McCarthy, llamaron a Sessions a abandonar su autoridad sobre la investigación del FBI. «Sessions debería aclarar su testimonio y recusarse», dijo Chaffetz en Twitter.

Miembros de la oposición demócrata van más allá y piden la renuncia del ministro. «El departamento de Justicia debe estar por encima de cualquier recriminación. Por el bien del país, el fiscal general Sessions debe renunciar», dijo el líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer.

Nancy Pelosi, la jefa de la bancada demócrata en la Cámara de Representantes, dijo que el exsenador había «mentido y debía renunciar».