Políticos bachaqueros

0
63

Hay políticos. Son aquellos que crean ideologías y partidos en pos de algo o alguien: el pueblo, el control de las fuentes energéticas, la guerra, la paz, el remediar sus traumas infantiles por feos, pobres, gordos maltratados, que se yo…Lo cierto es que son ellos los innovadores políticos. Buscan y consiguen el poder. Hurgan aquí y allá, en los motivos de la gente débil y fuerte, nacional e internacional y salen al ruedo a ofrecer lo que ellos, «profundamente», suponen que es la medicina para los males que quieren cambiar. También hay bachaqueros de la política. Oportunistas…una suerte de zamuros…comen el desperdicio…seguramente el desperdicio del poder no es malo para ellos…

La modernidad democrática venezolana contempla líderes: R. Betancourt, el Dr. R. Caldera, por ejemplo. En el otro lado, Juan Vicente Gómez, Pérez Jiménez, Hugo Chávez. Esta agrupación se origina más por la forma como arribaron al poder, que por sus banderas ideológicas. Recuerden que estos últimos se hicieron de la silla de Miraflores con golpes de Estado y la ilusión popular en función de orden y buena economía posicionándose en el imaginario popular. El desastre de la partidocracia adeca-copeyana hartó a los venezolanos y permitió los nuevos poderosos.
Estos bachacos políticos, sin ilusión, ni sentimiento hondo por Venezuela son los mismos de siempre…oportunistas del entorno electoral que no enfrentan contracciones, sino que canjean sus puestos y curules al mejor postor. Nunca llegan a la primera línea ideológica, ni política; tampoco se les reconoce como líderes; no van en fila estelar…estarán…si se acercan lejos, por detrás de la sillita de Miraflores. Buscan dinero y un minuto de gloria. Bachaquean con sus pocos «votos-suerte». Deben conformarse con el corto plazo… únicamente están en elecciones, cazando en rio revuelto, para hacerse del poder… ¿Ya saben de quienes hablo, verdad…picaronessss? ¡Claro, son ellos, los mismos que visten y calzan! ¿Quizás tienen dificultades personales, traumas…son o están desesperados, inexpertos, pobres… ¿Quizás?… Eso de quedar en la historia como rompe mesa…No es serio…
El internacionalista, tachirense, llegado a Caracas, ahora sale en fórmula Mirandina. Es utilizado como presunto «icono» político para sacar trapos y desmoralizar a los opositores…Venga acá…Las bases chavistas nunca le aceptaran;…ha hablado mucho…no es un problema de votos…es historia…es el compromiso emocional ente líderes y seguidores que es magia amorosa y no la despierta…; menos después de tantos años poniendo la cara en la taquilla oposicionista. Ahora nadie sabe en qué cree…, sin ideología, sin honra, sin gloria…No se conoce a ciencia cierta si es comunista, socialista, arribista o tan sólo, un peón político del gobierno…con tanta hambre, cola y miedo en el pueblo…no lo pelaran…y menos la historia…particularmente sus escritores. Shuǎi diào bāofú Shuǎi diào bāofú… ¿Qué dije? Hasta nunca…; está en chino…¡múdese, a ver si le va mejor por allá… quizás llegue a presidente! Los que estamos en cola necesitamos líderes y políticos serios y no brinca talanqueras, es decir, al mejor estilo de la economía popular actual, bachaqueros políticos…